Balanced Scorecard: Se echo a andar y nada cambió

Un Balanced Scorecard no es útil y además hace perder el tiempo cuando se lo utiliza solo como un tablero de indicadores. Sería una pérdida de tiempo y dinero. Es tanto como si poseyeras un Mercedes Benz 2012 nada más para utilizarlo el domingo con el propósito de dar solamente una vuelta a la Plaza y en seguida lo guardas hasta el domingo siguiente.

Esta es la triste realidad en muchas organizaciones: Únicamente una vez al mes contemplan el control de indicadores.

Se dan casos, que a pesar de que ya se ha echado a andar el modelo se sigue gerenciando lo mismo que siempre. No cambia nada, todo se reduce a los indicadores. ¿Y qué pasa con los colores que llaman la atención: verde, amarillo y rojo?

Otro uso incorrecto del Balanced Scorecard se da cuando no se contemplan los avances estratégicos sino que solo se miran los resultados operativos (ventas, gastos, etc.). Y en torno a las reuniones de gerentes del 15 de cada mes, el BSC no está presente el 99% de las veces; no lo lleva ni el Director General ni ninguno de los participantes y las reuniones continúan igual que antes.

Aún hoy día hay organizaciones donde no se comprende que el Scorecard como un proceso Estático y no Dinámico.

Muchos dejan los elementos inamovibles, como grabados en piedra: objetivos, metas e iniciativas, causa y efecto, indicadores, no conciben que se trata de un proceso dinámico y de ininterrumpido aprendizaje mediante un Diàlogo Organizacional tendiente a conseguir la visión de la organización.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *