Mis motivos para reir

La risa se localiza en la parte más evolucionada del cerebro, según los expertos, es el mismo lugar donde se encuentra la creatividad, la capacidad para pensar en el futuro y la moral. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, la mayoría de la gente va perdiendo la espontaneidad, cada vez se deja llevar menos por una carcajada estruendosa

La risa se localiza en la parte más evolucionada del cerebro, según los expertos, es el mismo lugar donde se encuentra la creatividad, la capacidad para pensar en el futuro y la moral. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, la mayoría de la gente va perdiendo la espontaneidad, cada vez se deja llevar menos por una carcajada estruendosa, o de encontrarle el lado gracioso a la situación. Hay hipótesis que plantean ejercicios para volver aprender a reír, o por lo menos a recordar cómo se era cuando se reía.

Esta respuesta biológica es increíble y contagiosa, resalta los momentos de humor o las situaciones divertidas. La risa puede clasificarse según su tono o su duración, carcajada, risotada cascabeleo, tipo matraca, hipido, risa malvada, o la risa nerviosa, el origen biológico de esta última radica en una expresión de alivio tras pasar el peligro, como la risita que solté la primer noche en mi