Importancia de la Alcalinidad de los Alimentos para Nuestra Salud

El siguiente es un artículo respecto a la envergadura de los alimentos alcalinizantes del blog “elcuerpo.es”. El mismo nos demuestra de manera muy sencilla y específica cuáles son los valores idóneos del pH, por qué hay que conservarlo dentro de un rango muy preciso, por qué se cambia en ácido debido a hábitos desacertados, la relación con la osteoporosis y varias enfermedades y de qué modo se puede restablecer el proceso para recuperar sustancialmente la salud y llevar nuestro peso a los índices saludables.

Nos expone con esmero de qué manera trabaja el mecanismo de regulación propio y de qué forma sostenerlo por medio de alimentos alcalinizantes. También nos da unas pautas acerca de cuáles son esos alimentos alcalinizantes, los alimentos acidificantes y por qué esto es de esa manera.

Alcalinidad: clave de la salud

Descubriendo en nuestro organismo el balance ácido-básico

Si bien, hemos seguido hablando sobre alcalinidad y acidez, en ningún instante hemos explicado en qué consisten. Bien, el pH (potencial de hidrógeno) advierte el grado de alcalinidad o acidez, un nivel de 0 indica extrema acidez y si es 14, extrema alcalinidad. El ideal es un nivel neutral de 7.

Veamos a grandes rasgos de qué forma actúa el mecanismo de acidez y alcalinidad en el organismo. Los sesenta trillones de células que constituyen nuestro organismo, precisan alimentarse, eliminar residuos y renovarse todo el tiempo.

Para ese fin, la sangre conforma el recurso mediante el cual se trasladan los nutrientes que nuestras células necesitan, así como se lleva las sustancias tóxicas o ácidas que se originan del metabolismo de estos nutrientes. Debido a la respiración celular, las células reciben el oxígeno requerido para sus actividades.

A nivel celular se genera una clase de combustión interna, debido a que se libera calor corporal. Los residuos que se crean en este proceso de combustión, son de naturaleza ácida y deben ser evacuados del organismo a través de las vías naturales de eliminación (riñones, intestino, piel y pulmones).

Leer más en