Beneficios de la Miel de Abeja para la Salud

Los investigadores están encontrando mas y mas evidencia nueva de los beneficios médicos de la miel en todas las direcciones.Los antioxidantes de la miel son muy importantes y sus propiedades anti bacterianas. Estas propiedades antisépticas inhiben el crecimiento de ciertas bacterias y ayuda a mantener las heridas externas limpias acelerando la cicatrización.

Se sabe que la miel también ayuda a mantener los niveles de la azúcar en la sangre bastantes constantes en comparación con otros tipos de azúcar.

La miel ayuda a mantener el sistema digestivo saludable de igual manera las vías respiratorias, músculos, corazón, riñones, hígado, sangre y huesos.

La glucosa en la miel es absorbida por el cuerpo rápidamente y da un impulso de energía inmediata, mientras que la fructuosa se absorbe mas lentamente. Los beneficios de la miel no solo se detienen en satisfacer el paladar, la miel también tiene propiedades increíbles, antisépticas, antioxidantes, y de belleza, asombrosas propiedades curativas que van desde la cabeza a los pies.

Los uso y beneficios de la miel son tan diversos como sus variedades florales y lugares de origen.

La miel contiene agua, glúcidos, glucosa, fructuosa, sacarosa, maltosa, fitoestrógenos y sustancias bactericidas, aminoácidos minerales y oligoelementos, vitaminas, enzimas.

Una gran fuente natural de hidratos de carbono que proporcionan fuerza y energia a nuestro cuerpo, la miel es conocida por su eficacia en el instante impulsando el rendimiento, la resistencia y reduciendo la fatiga muscular de los atletas. El hecho es que la miel es mucho mejor de lo que la mayoría de gente percibe. Comience cada nuevo día con este tónico de limpieza , si usted quiere ver este beneficio de la miel para la salud: antes del desayuno mezcle una cucharada de miel y el jugo de medio limón en una taza de agua tibia y beber. Durante miles de año la miel ha sido reconocida como uno de los remedios caseros mas naturales para tratar una gran gama de dolencias y quejas. Es el mejor vehículo para transportar sustancias terapéuticas a nuestro organismo.