8 Consejos Como Dormir y Descansar Viajando por Avion

1 - Reserva tu asiento con antelación. Los asientos en las ventanas te brindan una pared contra la cual apoyarte y tu vecino no tendrá que perturbarte cuando sea que necesite salir al baño.

2 - Compra y empaca en tu valija de mano lo siguiente: una almohada para viajes y una máscara para cubrir los ojos, tapones para los oídos, ropa cómoda, pantuflas y agua embotellada.

3 - Asegúrate que tu cuerpo esté cansado para el viaje: Antes de salir, evita dormir, hacer siesta o consumir café, además trata de hacer algo de ejercicio físico.

4 - Hazte de una almohada y una sábana tan pronto como subas al avión. Recuerda, tu asiento está reservado, pero las sábanas no.

5 - Revisa la cabina para buscar mejores asientos una vez el avión haya despegado. Una fila de asientos vacíos con apoyabrazos desplazables es la mejor opción para dormir en un avión aparte de la primera clase.

6 - Ajusta el asiento para mayor comodidad. Si no puedes hacerlo para atrás lo suficiente, trata de poner una almohada o sábana detrás de tu espalda baja para hacer reclinarte más.

7 - Pregunta a qué hora será servida la comida en el avión. Dormirse es fácil con un estómago lleno.

8 - Dile a tu vecino que piensas dormir. El propósito es doble: Te dejará en paz y hará que no te molesten las azafatas mientras duermes.

- La mayoría de tiendas para viajeros cuentan con variedad de almohadas diseñadas para dormir en posición erguida. Los pasajeros de clase económica encuentra las almohadas de vinil inflabe en forma de U satisfactorias y compactas; una almohada llena de alforfón es una opción de alta gama.

- Consulta con tu médico antes de consumir cualquier variedad de somnífero.