Una mejor vision para una gran memoria

Una gran forma de evaluar esta condición de los ojos, es realizar un ejercicio mental de memoria. En este ejercicio, la meta es mantener una imagen visual por tanto tiempo como sea posible. Para comenzar, cubra un ojo y vea rápidamente a una letra en el papel con el otro ojo.

Cierre sus ojos y mantenga esta imagen de la letra en su mente por tanto tiempo como pueda. Cuente cuántos segundos la imagen permanece en su mente antes de desvanecerse en la oscuridad. Tome nota de este número. Haga lo mismo con el otro ojo, y compare los resultados.

Ahora relajo sus ojos e inténtelo nuevamente. Una manera de relajar sus ojos es cerrarlos y concentrarse sólo en pensamientos placenteros y buenos recuerdos. Permita que sus ojos se enfoquen en la oscuridad, y olvide todo lo que le rodea. Abra sus ojos e intente nuevamente el ejercicio.

Con fortuna, los resultados serán diferentes y la imagen permanecerá por más tiempo en el segundo intento.

Si no es así, quizás necesite hallar otro ejercicio de relajación para eliminar la tensión. La visión afecta la memoria.

Necesitamos una buena visión para ver la imagen. Si ve más claramente una imagen, con mejores detalles, la recordará mejor luego. Enfocarse en los eventos positivos le ayudará a mantener su mente relajada, y sus ojos libres de tensión.

El siguiente ejercicio le ayudará a relajarse y a mejorar su memoria. Inténtelo esta noche. Mientras esté recostado en su cama enfóquese en las cosas positivas que le han sucedido a lo largo del día. Visualice los eventos de la jornada con tantos detalles y colores como le sea posible. Intente visualizar su almuerzo o las ropas de la persona que le acompañó.

Enfocarse en lo positivo le ayudará a limpiar su mente, relajar su cuerpo, y tener una mejor noche de descanso y sueño. Eliminar la tensión de los ojos no sólo mejorará su visión, sino que también mejorará su memoria.