El sida y VIH pueden ser controlados

Aunque en España haya pocos enfermos, esta noticia abre la esperanza de miles de personas en el mundo.

Se ha conseguido en un laboratorio, que células infectadas con el virus del sida se suiciden.

El VIH es un virus muy complicado a pesar de que tiene una genética muy sencilla, solo presenta nueve genes, los suficientes para ser devastador y muy dañino. Su éxito radica en que está tan tranquilo ?dormidito? en las células y las va infectando poco a poco, pero gracias a un estudio realizado en la Universidad Hebrea de Jerusalén han conseguido darle la vuelta a esa ventaja, por lo menos en un cultivo celular, las células infectadas tienen una mayor tendencia a suicidarse que las sanas. Este proceso es natural, y se debe a los sistemas de autocontrol del organismo.

El problema en los seres humanos está en que esto realmente no sucede lo suficientemente en cantidad ni en rapidez, y por eso el VIH se instala y ya no las abandona.

Han encontrado acelerar el proceso ya que han conseguido un tratamiento para las células de su cultivo, basado en la acción dos proteínas que aceleran la integración del material genético del VIH en el de las células diana. Hace que haya más y no lo pueda resistir produciendo un mayor suicidio.

Para evitar la expansión del VIH se esta planteando la posibilidad de que se trate a los enfermos con un fármaco que ya están probando en su dosis diarias.