Cómo Convertir un auto a Eléctrico con Kits de Conversión

Con los costos del combustible al alza, más y más personas están buscando alternativas. Una de esas alternativas que está ganando popularidad, en especial con los proyectos hazlo tu mismo, son los kits de conversión para auto eléctrico. Cualquiera que esté familiarizado con un auto puede ahora usar estos kits para convertir un auto tradicional de combustión por gasolina a uno impulsado por energía eléctrica.

No obstante, convertir un auto a eléctrico puede ser una tarea de enormes proporciones. Solo aquellos que tengan cierta experiencia en cuestiones de mecánica automotriz deberían probar esto en casa. Para convertir el auto se necesitará modificaciones extensivas a todas las partes mecánicas del auto.

Todo, desde el motor, el radiador, el calentador y el aire acondicionado hasta el panel de pilotos en el volante, será propenso a modificaciones. Además de eso, los autos eléctricos tienen que ser recargados regularmente, lo que significa que hay comprar o usar los servicios de una estación de recarga. La energía solar podría ser otra fuente potencial de energía para el auto eléctrico.

Convertir un auto a eléctrico, ¿es para todos los autos?

Desafortunadamente, la respuesta es no. No todos los autos pueden convertirse a auto eléctrico. Sin embargo, el kit más común para auto eléctrico parace ser el kit del pickup Chevy S-10. Para más ejemplos, nada más realiza una búsqueda en línea para convertir un auto a eléctrico con el pickup Chevy S-10.

Otros autos pueden ser buenos candidatos para la conversión como los modelos del 89 al 99 del Chevy Geo. Estos autos son buenos candidatos potenciales para convertir un auto a eléctrico. Otros candidatos similares son el Chevy Sprint, el Pontiac Firefly y el Suzuki Swift que resultan ideales para estas conversiones también.

¿Cuáles son las desventajas de usar un kit para convertir un auto a eléctrico?

Bueno, hasta hace unos años la gente asociaba los autos eléctricos a vehículos caracterizados por su lentitud y falta de potencia. Pero como es usual, gracias a los avances tecnológicos todo eso ha cambiado con los autos eléctricos. Con estos kits para convertir un auto a eléctrico algunos autos pueden alcanzar velocidades máximas entre 110 hasta más de 120 khp.

Aún así, convertir un auto a eléctrico tiene sus desventajas. La mayor de ellas es, desde luego, la necesidad de recargar las baterías. Como ejemplo, el kit para el Chevy Geo Metro debe ser recargado cada 30 a 60 kilómetros, dependiendo de los hábitos de manejo y calidad de la batería. Para manejar en la ciudad, esto podría ser ideal. Sin embargo, para recorridos más distantes en carretera, esta no sería la mejor opción.

El Chevy S-10 con un kit para auto eléctrico instalado recorrerá más distancia con una sola carga, tanto así que el S-10 puede recorrer entre 65 a 100 kilómetros. De nuevo, esto dependerá en gran medida de los hábitos de manejo así como del tamaño y calidad de las baterías. Algunos modelos de S-10 pueden equiparse con páneles solares que reducirían la necesidad de recarga, al menos cuando manejas durante horas diurnas.

Convertir un auto a eléctrico con un kit de conversión no es un asunto barato. La mayoría de los kits de conversión podrían costar desde los $5,000 hasta los $10,000. Y esto sin incluir la instalación profesional, así como el costo de las baterías, ni mencionar el acceso o la compra de una estación de recarga para las baterías.

Siendo bastante francos, con todos los costos que involucra un kit de conversión a auto eléctrico, esto no sería algo demasiado práctico de hacer para el consumidor promedio, en especial, si no realiza grandes recorridos en carretera. Mas, habiendo dicho eso, sería un proyecto ideal para un amante de las modificaciones al auto que adora meterle mano al motor y le sobra un poco de dinero para probar e impresionar después a sus amistades.