Balanced Scorecard, la Herramienta que Define a Tu Empresa

El Balanced Scorecard te garantiza apreciar si la empresa estaría alcanzando los objetivos recomendados, y en caso de resultar conveniente enmendar desaciertos que aparezcan en la marcha, y el empuje y la orientación de energías a fin de que tu actividad resulte exitosa.

Importancia acerca del Uso del Balanced Scorecard

El Balanced Scorecard te proporciona el acceso y la gestión para el logro de metas estratégicas de largo plazo. El Balanced Scorecard es tan infalible, que te advierte como guiar el desempeño presente para conseguir la meta del futuro, planteando cuatro tipos de medidas estratégicas:

- Desenvolvimiento Financiero
- Conocimiento del Cliente
- Procedimientos Internos de Negocios
- Aprendizaje y Crecimiento

Mediante este mando, el Balanced Scorecard efectúa un método que hace notar puntualmente, cuáles correctivos y requerimientos se tienen que adoptar para el alcance de los propósitos. Este proceso desarrolla, a su vez, una estructura con la cual se retroalimentará todo el equipo de operaciones, fortaleciendo las estrategias de la gestión, actividades, mecanismos, mecanismos de autoevaluación, evaluación, corrección y mejoramiento.

El Balanced Scorecard produce, magistralmente, Cuadro de Manejo Integral, CMI, enseñándonos a analizar la empresa desde cuatro perspectivas, ubicadas por medio de cuatro preguntas:
- Desarrollo y Aprendizaje (Learning and Growth): ¿Debemos seguir mejorando y fomentando valor?
- Interna del Negocio (Internal Business): ¿En qué tendríamos que sobresalir?
- Del cliente (Customer): ¿Cómo nos observan los consumidores?
- Financiera (Financial): ¿De qué manera nos vemos ante los accionistas?

El Balanced Scored Card es un método de gestión estratégica empresarial, que se cimenta en:
- Formular una estrategia transparente y consistente
- A través de la Organización, comunicar la estrategia
- Coordinar los propósitos de las distintas unidades organizacionales.
- Acoplar los objetivos con la planificación financiera y presupuestaria.
- Coordinar e Identificar las propuestas estratégicas.
- Presentar acciones correctivas oportunas.

Los Cuadros de Mando (CM), representan mecanismos de control de los negocios, que aportan un monitoreo permanente y fiel a los objetivos empresariales. Luego pues, en el ejercicio empresarial, se presentarían dos Cuadros de Mando que manejaría los indicadores viene a ser el Cuadro de Mandos Estratégicos (CME), y por indicador estratégico, el Cuadro de mandos Operativo (CMO), si los indicadores son operativos, es decir, indicadores rutinarios de departamentos específicos en la compañía.

Los CMO se deberían manejar a diario, semanal o mensual y enfocados en indicadores que representan mecanismos. Su uso es bastante económico y sencillo. Es un buen punto de partida para la implantación del Balanced Scorecard. El CMO en línea se vuelve fundamental en momentos críticos y para su puesta en práctica, se recomiendan seis etapas:

1. Sondeo de la circunstancia y obtención de información.
2. Análisis de la compañía y determinación de las actividades.
3. Estudio de las necesidades nivel informativo y dependiendo de prioridades.
4. Señalización de las variables críticas en cada área funcional.
5. Importancia de una correspondencia eficiente y eficaz entre las medidas necesarias para su control y las variables críticas.
6. Configuración del Balanced Score card de acuerdo a la información obtenida y los requerimientos.

Balanced Scorecard, porque su empresa quiere ir muy lejos.