Remedios con Hierbas para problemas de Piel y Belleza

Algunos de los problemas que se pueden curar son ojeras, arrugas y acné; así como también heridas, quemaduras, hematomas.

Algunos de los ingredientes de las hierbas son muy ricos en esencias relajantes que tienen un efecto calmante.

La Caléndula y manzanilla puede usarse para hacer un muy eficaz antiinflamatorio y descongestivo para limpiar la piel.

Incluso pueden ser utilizados para tratar condiciones inflamatorias crónicas.

Hay investigaciones que señalan que el té verde ayuda a suprimir la inflamación de la psoriasis y otras afecciones cutáneas inflamatorias, como la caspa y las lesiones relacionadas con el lupus.

La industria cosmética y farmacéutica se vale de los principios activos de las hierbas para elaborar sus formulaciones.

La mayoría de ellos hace años que han empezado a utilizar las cualidades especiales de hierbas y extractos de hierbas como el Aloe vera, lavanda, aceite de jojoba, aceite de oliva y extracto de romero los cuales son ahora ingredientes orgánicos comunes en muchos productos para el cuidado de la piel.

Para tratar el acné de manera natural basta con utilizar compresas o lociones con infusión o extracto vegetal de hamamelis poderoso astringente y antiséptico, bardana o tomillo cual su mayor virtud es ser un antibiótico natural.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo los remedios a base de plantas para el acné pueden ser de ayuda.

Como todos los problemas de piel son de origen orgánico por ser la piel un órgano como cualquier otro del cuerpo, no basta con utilizar remedios en forma externa.

La ventaja de los remedios vegetales es que se pueden consumir sin los efectos secundarios como los medicamentos comunes.

El acné se cura mejor cuando también se hace un tratamiento interno por ejemplo con hierbas como diente de león, zarzaparrilla o bardana. Estas son hierbas que ayudan al cuerpo con el proceso de desintoxicación.

Rasguños y moretones son parte de la vida cotidiana. Si estamos expuestos a accidentes o a la aventura podemos sufrir lesiones en la piel o lastimarnos. Si bien hay muchos remedios a mano en la farmacia para limpiar heridas, reducir la inflamación, prevenir la infección y promover la cicatrización hay dos veces más recursos naturales que logran lo mismo. La naturaleza realmente cuida muy bien de nosotros.

Hamamelis: Esta planta es en realidad un arbusto y la corteza y hojas son un astringente que puede ser usado como desinfectante para limpiar la piel.

Aloe vera: es un tratamiento común para quemaduras y erupciones cutáneas. Una de las plantas cultivadas en los climas tropicales, protege e hidrata la piel. Es regeneradora quita manchas y arrugas.

Árnica: es excelente para el tratamiento de dolores musculares y hematomas.

Comúnmente utilizado para el tratamiento de dolor en los músculos, moretones y los tejidos inflamados.

Caléndula: su aceite y el extracto se utilizan para aliviar las erupciones y raspaduras menores.

Ajo crudo: a pesar de la muy singular y potencialmente desagradable olor, los dientes de ajo se pueden utilizar para desinfectar cortes y raspaduras. Es un antiséptico.

Yerba larca: alivia las enfermedades cutáneas, como pieles alérgicas, eczemas, urticaria, salpullido, etc.

"¿Ha encontrado útiles los consejos sobre Remedios con Hierbas? Se puede aprender mucho más acerca de cómo le pueden ayudar a recuperar su Salud aquí".

La Madre Naturaleza nos proporciona una serie de remedios de primeros auxilios.

Crea hoy tu botiquín de primeros auxilios naturales y toma todas las ventajas que ofrece la naturaleza.

El libro "Medicina Natural con Hierbas" contiene un Vademecum con más de 100 plantas medicinales con sus propiedades terapéuticas, principios activos y clasificación por enfermedad y sistema orgánico. Y además explica paso a paso como elaborar distintos remedios como extractos vegetales, jarabes y tintura madre, los cuales se pueden realizar sólo con 3 elementos que se encuentran en su casa.