El mundo era nuestro

La carta de amor que compartiremos a continuación ha sido escrita por un hombre que ha sobrellevado el abandono de la que fue su mujer y en esta carta da a entender la frustración y amargura que ha sufrido desde entonces.

Si bien no es una carta muy feliz de leer, es una carta de amor que muchas valorarán, pues al ser objetiva y toda sentimiento se consigue percibir, de cierta manera, lo que el hombre escribió pleno de sentimiento.

Sin mucho más que agregar, vamos directamente a la carta de amor que os hemos ofrecido en un principio:

Por ti tenía sentido mi vida

Que fabulosos años pasamos juntos, vivíamos una historia de película, ya que no había discusiones ni nada por el estilo, y aquello era algo que a mi me ilusionaba y mucho.

Sin embargo nada es perfecto, y nuestra historia terminó, tu te quejabas que por mi apretado horario de trabajo no dedicaba bastante tiempo para disfrutar juntos, y aún cuando te exponía que mi propósito era labrar un futuro sólido para nosotros no lo aceptaste.

Hoy ya disfrutas de todo el tiempo del mundo para divertirte, para hacer lo que quieras, yo en cambio estoy sin brújula, pues para para mi tu lo significabas todo, en cambio yo para ti no fuí nada, y tus pruebas de amor para mi no eran sinceras, todo era una ilusión.

A pesar de eso descuida, si tu aún me amas yo estaré aquí esperándote, pero no para volverte amar sino para señalarte lo que te has perdido y lo que te perderás por el resto de tu vida.

Recuerda que tan sólo se vive una vez y si bien errar es de humanos, hacerle pedazos el corazón a otra persona es pura basura y eso es lo que tu has sido en esta vida, una basura.

Adiós querida mía, espero que puedas asimilar lo que perdiste y espero que igualmente medites sobre lo que has hecho a lo largo de los años que estuvimos juntos.