Detalles a Tener en Cuenta al Elegir una Caldera de Gas

Calderas estancas

Estas calderas han quedado fuera de circulación a causa de las modernas bajo NOx y condensación. Dado que a partir del año 2008 solamente podrán instalarse en viviendas unifamiliares que dispongan de salida directa por fachada o en edificios en altura que cuenten con conductos de evacuación de doble flujo que vayan a dar a la azotea del edificio. Y como gran parte de los edificios no tienen conductos de evacuación adaptados a calderas estancas, éstas no pueden instalarse.

Calderas de bajo NOx

Son calderas estancas de nueva generación, mejoradas, para emitir menos partículas contaminantes. Estas calderas de bajo NOx son calderas estancas modificadas que producen llamas de menor temperatura lo que permite reducir de forma significativa la emisión de NOx, que provoca la lluvia ácida. Dependiendo del fabricante, la llama se enfría con agua o con aire. En su mayoría los fabricantes optan por el enfriamiento de llama por agua, el agua del circuito de calefacción circula por el quemador.

Calderas de condensación

Son calderas con cámara de combustión estanca, y por otra parte, son de bajo NOx, pero además son de condensación. Este tipo de caldera posee un recuperador que reaprovecha el calor del vapor de agua resultado de los productos de la combustión para volver a introducirlo en el circuito. De esta manera, parte del calor que una caldera estanca o de bajo NOx tira a la calle, las calderas de condensación lo recuperan, obteniendo de esa manera más rendimiento y menguando el consumo de gas. Las calderas de condensación precisan ser conectadas a un desagüe de lavadora, lavaplatos o pila, ya que el vapor al que se roba calor se transforma en agua que debe ser eliminada.

A fin de seleccionar un tipo u otro de caldera vamos a tener en cuenta diversos detalles:

Si donde se va a instalar la caldera se dispone de un desagüe cerca, se aconseja en este caso la caldera de condensación.

Si el desagüe se encuentra lejos, la instalación de tal desagüe sube el precio y complica mucho la instalación, por lo que se recomienda la instalación de una caldera bajo NOx.

Las calderas estancas tan solo se promueven en viviendas unifamiliares, ya que es en el único tipo de vivienda en la que está permitido sacar el tubo de evacuación directo por fachada; en edificios en altura se autorizan calderas estancas si existen conductos adecuados a este tipo de calderas que evacúan por la cubierta.

La potencia de la caldera es necesario tenerla en mente al momento de decidirse. Para una vivienda de más o menos 160m2 se puede decidirse por calderas de 24 o 25 kw en calefacción. Para más de 160 m2 serían de 28 ó 30 kw. Sobre la potencia igualmente hay que considerar cuánto se ocupa el agua caliente. Si se tienen uno o dos baños. Si son dos sin embargo no se usan a la vez se podrá instalar calderas Junkers de 24 ó 25 kw en agua caliente.