Trascendencia de la Alcalinidad de los Alimentos para Nuestra Salud

Nos demuestra con meticulosidad cómo se desempeña el mecanismo de regulación innato y de qué modo reforzarlo a través de alimentos alcalinizantes. De igual modo nos brinda unas indicaciones sobre cuáles son esos alimentos alcalinizantes, los alimentos acidificantes y por qué aquello es de ese modo.

Alcalinidad: llave de la salud

Descubriendo en nuestro cuerpo el equilibrio ácido-básico

Si bien, hemos seguido charlando de alcalinidad y acidez, todavía no hemos explicado en qué consisten. Bien, el pH (potencial de hidrógeno) comprende el nivel de alcalinidad o acidez, un nivel de 0 indica extrema acidez y si es 14, extrema alcalinidad. El ideal es un nivel neutral de 7.

Examinemos el funcionamiento de esos niveles de alcalinidad o acidez en nuestro cuerpo. Es un hecho que las células de nuestro organismo se alimentan, se reproducen, y eliminan sustancias de desecho.

Para ese fin, la sangre constituye el recurso a través del cual se movilizan los nutrientes que nuestras células necesitan, así como se lleva las sustancias tóxicas o ácidas que resultan del metabolismo de aquellos nutrientes. Debido a la respiración celular, las células reciben el oxígeno menester para sus actividades.

Un procedimiento de combustión interna se origina a nivel celular, donde los desperdicios de índole ácida que se crean son desechados a través de los procesos naturales de expulsión a nivel de riñones, intestino, piel y pulmones.

Más detalles en Los Alimentos Alcalinizantes