Resultados Benéficos del Coaching Ontológico

En las compañías donde se han realizado aprendizaje de coaching ontológico se han constatado los siguientes beneficios:

1. Mejora del rendimiento y la productividad: El coaching de ninguna manera podría haber tenido el crecimiento que tuvo si no funcionara bien en este sentido. El coaching favorece a que individuos y equipos pongan lo mejor de sí en aquellas labores que efectuan, algo que la capacitación tradicional, en general, no consigue.

2. Desarrollo de la gente: Desarrollar a las personas no tan solo comprende enviarlos a llevar a cabo cursos de coaching breves o workshops una o dos veces por año. El coaching garantiza a los managers una forma efectiva de propiciar día a día el desarrollo del talento y retenerlo.

3. Mejora del aprendizaje: El coaching favorece el aprendizaje, sin pérdidas de tiempo, debido a que garantiza alcanzarlo sin abandonar aquellas labores diarias tampoco el área de operaciones.

4. Optimización de las relaciones: El solo acto de realizar cierta pregunta poderosa, agrega valor. Si esas preguntas se efectuan con la idea de ayudar a otros a crecer y mejorar, transmiten implícitamente un mensaje: ?me importas?.

5. La calidad de vida dentro del trabajo mejora notablemente: Cuando los managers utilizan de manera efectiva esas estrategias de coaching para el crecimiento de su gente, ello provoca un efecto positivo. Esas personas manifiestan bienestar al lograr sus objetivos de trabajo.

6. Aumento de la creatividad: Cuando el manager emplea las estrategias de coaching fomentando el aprendizaje y descubrimiento de nuevas soluciones creativas a fin de obtener más efectividad, ésta actitud de aprendizaje y diálogo desencadena emociones de entusiasmo creativo, eliminando temores a hacer el ridículo o ya sea la reprobación.

7. Mejor uso de habilidades y recursos: Ya que uno de los pilares fundamentales que favorece el coaching viene a ser la responsabilidad e integridad incondicional, se promueven y valoran los valores de aquellos que persiguen sus planes de mejoramiento haciendo uso de todos los métodos existentes, poniendo en acción el límite de sus conocimientos, honrando sus valores.

8. Respuestas más rápidas y prácticas ante situaciones de emergencia: Dentro de cierta atmósfera dentro de la cual las personas resultan valoradas mediante su capacidad para aprender, impera la iniciativa, pues al estar ante algún imprevisto o una emergencia la gente toma acción y asume consecuencias incluso antes de que sus jefes, alejados del lugar donde se dan dichas situaciones, les sugieran qué acciones llevar a cabo. Presente en una cultura donde gobierna el pánico a ser castigado ante el desacierto, ninguna persona se arriesga sin la aprobación o la orden explícita de su jefe.

9. Más flexibilidad y adaptabilidad al cambio: La esencia misma del coaching se halla empapada del carácter de cambio y responsabilidad. Hacer lo mismo que desarrollé hasta ahora no resulta una estrategia efectiva a fin de mejorar. Cada vez resulta más evidente que la flexibilidad y la resiliencia se tornan factores de supervivencia organizacional.

Aprende más en relación a coaching empresarial