El Poder de la Concentración, Cómo Fomentarla

Incluso si nuestros hijos no van a convertirse en buzos importantes, neurocirujanos, o si no van a poder caminar sobre el fuego como Tony Robbins, una mente concentrada es esencial para alcanzar su máximo potencial. La capacidad de concentración hace que el estudio y el aprendizaje sean más fáciles.

¿Cómo podemos garantizar a nuestros hijos que van a poder desarrollar esta habilidad?

La respuesta no es conseguir que los niños se concentren, se trata de permitírselo. Y esto es especialmente importante durante los primeros años, un período crucial para el desarrollo del cerebro, además de ser el tiempo en el que son más inmunes a las distracciones.

Algunos científicos que investigan acerca del cerebro de los bebés como Alison Gopnik, han descubierto que los bebés captan fácilmente las imágenes, pero son incapaces de enfocar sus mentes en una sola cosa, a excepción de niños más grandes que si lo pueden hacer. A diferencia de la mayoría de los adultos, los bebés no se pierden el baile del gorila que suena a través de la habitación (en la prueba de la conciencia selectiva famosa por Simons y Chabris).

Esta "luz para llamar la atención" hace de los bebés y los niños aprendices fenomenales, pero no los mejores, así que cuando se centran en una actividad o un pensamiento - no importa lo insignificante que pueda parecernos - debemos hacer un esfuerzo para reconocer y evaluar su esfuerzo; además, no interrumpir la actividad innecesariamente.

Lo que hacemos generalmente con los niños pequeños (sobre todo cuando están empezando a hablar) es hablar con ellos con nuestras propias palabras, en vez de con las suyas. Por lo tanto, cada vez que queremos decir hola o darles un abrazo, eso es lo que hacemos.

Imagina que estás centrado en algo que es importante para ti y en ese momento llega alguien que amas y te interrumpe. No es una gran cosa, sólo un poco molesto. Pero si eso sucede frecuentemente, vas a tener problemas para concentrarse. Pero si no lo hacen te sentirás un poco ignorado.

Cuando los niños de cualquier edad se están concentrando, no están sólo potencializando su aprendizaje, es algo más importante que eso, también están ejercitando sus músculos de enfoque.

Los niños practican su concentración mas productivamente cuando tienen en que concentrarse. Tendrán mucho tiempo para hacerlo en los próximos años, cuando los niños tienen que hacer sus tares escolares, es cuando tienen más oportunidades para practicar la auto concentración.

Por lo tanto, cada vez que su hijo parezca estar perdido en sus pensamientos antes de gritar un desesperadamente, "Tierra a Janet" (he recibido muchos de esos), decide si realmente necesitas la atención de tu hijo y si realmente vale la pena desconcentrarlo.

Es probable que, sea lo que sea puede esperar uno o dos minutos