Cómo Iniciar el Proceso de Redacción SEO de Artículos

Algunos tienen talento para escribir sobre cosas concretas que abarcan aspectos técnicos y de investigación sobre un tema específico.

La redacción de artículos SEO entra en la última categoría. Primero, hay que decidir sobre qué tema, palabra clave o frase clave se desea escribir. Por ejemplo, si vendes lámparas decorativas, en el proceso de redacción SEO listarás las palabras "lámparas" y "decorativas". Luego pensarás en otras palabras que se relacionan a esas y que la gente usa todo el tiempo para describirlas. Este es un aspecto de suma importancia en la redacción SEO de artículos, ya que se trata de palabras que tus clientes potenciales emplearán para hallarte en la red.

¿Qué me dices de palabras como "farol", "linterna", "lamparón", "ornamental", "artístico"?

Muy bien, ahora tus palabras clave para la redacción SEO de tu artículo son: lámpara, farol, linterna, lamparón, decorativo, ornamental, artístico. Así que, continuando con nuestro proceso de redacción SEO de artículos, escribes todo lo que es necesario al inicio, luego refuerzas el artículo, por lo general un artículo SEO no debe ser menor a 300 palabras y tampoco mayor de 500. Cualquier texto adicional tan solo estás desperdiciando tu tiempo haciendo una novela de tu artículo SEO. Lee tu artículo y reemplaza las palabras con las palabras clave seleccionadas. Sí, tendrás que reestructurar la redacción para que el escrito se adecúe a tus palabras clave.

Cerciórate que tus oraciones tengan sentido. Aunque los motores de búsqueda no saben distinguir una buena gramática de una pésima, los visitantes de tu sitio sí y la mayoría de ellos que llegaron a tu página a través de esas palabras clave, sí les importa la buena gramática. Una vez los decepciones por esa razón, será difícil hacer que regresen.

El paso final de tu redacción de artículos SEO es la lectura a prueba de errores y asegurarte que la lectura fluya. El problema con la redacción SEO es que tus ideas podrían venir en paquetes, es decir, una idea por aquí y la otra por allá. Así que, durante el proceso de lectura editorial deberás asegurarte que un párrafo dé lugar al siguiente.

Si la redacción SEO de artículos no es tu fuerte o no tienes tiempo para aprender lo que se necesita para la creación del contenido que los buscadores adoran, entonces te conviene contratar el servicio competente de redacción SEO que satisfaga tus necesidades.