Josue un libertador

La historia de la tierra esta llena de libertadores,pero cuando miramos la vida de Josue, nos quedamos sorprendidos de este gran hombre. Lo primero que podemos destacar: Es su gran fidelidad, y su amor por su padre espiritual: Moisés. El fue su maestro, su inspiración. Cuando Moisés subió, al monte Sinaí para recibir de la mano de Dios los mandamientos para el pueblo, Josue, se mantuvo firme al pie del monte todo el tiempo. Fueron cuarenta días y cuarenta noches, pero de ninguna manera el dejo su lugar.
Cuando Moisés murio, no había otro mejor preparado que Josue para ser el substituto de aquel gran hombre. Dios lo escogió, no porque fuera valiente, sino por su celo y por su fidelidad en seguir a su maestro. Dios tubo que darle instrucciones. La palabra fundamental la encontramos en el libro de Josue capitulo 1 verso 7 donde Dios le dice: Esfuerzate y se valiente, La manera de ser valiente y de ser prosperado, seria en ocuparse del libro de la ley que Moisés dejo. Este libro debería apartarse de El, ni de día ni de noche. La palabra de Dios es eterna y la manera de ser valientes para nosotros sigue siendo la misma: No apartarnos de su palabra, y meditar en ella.