La importancia de los detalles

La importancia de los detalles

El mundo está lleno de detalles y son muy pocos los que se han dado cuenta, sólo es cuestión de observar, mire a su alrededor, ¿Qué es lo que ve, acaso todo está lleno de color, estilos y tamaños? Se podría decir que son incontables los detalles que tiene el mundo. Supongo que toda persona que ha participado en el arte de los detalles tiene sentimientos.

El detalle es un arte y sólo los que entienden su esencia logran llegar a ser detallista. Hay personas que por más que se esmeran en ser detallista no logran llegar al mundo en sí, no lo voy a negar, no es fácil ser detallista porque no he sido capaz de dar un ramo de flores a una chica, aunque lo he intentado pero la vergüenza se apodera de mis movimientos psicomotrices.

Pienso que más que la vergüenza es que haría la persona en el momento que llegue a ella con un ramo de flores, ¿Acaso se reirá o posiblemente no acepte lo que con humildad le ofrezco? Es irónico porque soy experto en quitar los miedos y temores porque los veo en un paciente, pero en mi no los veo pero si lo siento, aunque les parezca mentira pero es lo más fácil.

Conozco personas que son expertas en dar obsequios como detalles que incluyen desde bombones, flores, artículos personales y todo lo que se les ocurra y nunca se han quedado con los obsequios en la mano, es decir, que tienen una especie de magnetismo que las personas simplemente aceptan y con una sonrisa, no sólo eso sino que son aceptados en todas partes.

Una vez leí en un libro que para que uno sea aceptado en un círculo social tiene que por iniciativa propia dar obsequios por cualquier razón, claro que siempre y cuando ya tenga algo de amistad. El caso es que con este sistema de hacerse presente, usted es apreciado por los obsequios que da pero usted no tiene que dar a notar que los da con la intención de ser aceptado.

Es contraproducente que alguien se dé a notar la intención, hay la probabilidad de dar a entender que usted necesita de ellos y ahí es nefasto porque puede caer en la red de la necesidad, caer en ese medio de necesidad es totalmente negativo, se pueden aprovechar de usted y cada vez que a ellos se les ocurra siempre lo invitaran y cuando esté presente le pedirán algo.

En el momento en que usted no quiera ceder, ellos sabrán que es el momento de presionarlo o simplemente lo arrinconarán con el látigo del desprecio, al menos no creo que alguien que se aprecie y que por tratar de entrar en un medio que posiblemente no sea el suyo, tenga que aguantar toda clase de tentativas o indirectas en señal de burla. Con esto creo que hay que tomar en cuenta lo que es la importancia de los detalles.