Carreras universitarias preferidas por los estudiantes españoles

Las carreras universitarias más demandadas

Los estudiantes de nuestro país parece que no se andan con rodeos a la hora de decantarse por sus carreras universitarias. Aunque las nuevas tecnologías han provocado que muchos se decanten por licenciaturas como Bioquímica, Traducción e interpretación, Administración y Dirección de Empresas o las ingenierías en Telecomunicaciones, la Informática o la Aeronáutica todavía hay muchos que no se andan con rodeos y estudian las ya míticas Medicina o Derecho. De esta manera, estos estudios se han situado en el top ten de las carreras con mayor número de alumnos en los últimos años en el país, principalmente al ver sus salidas profesionales.

¿Qué sucede en España con las carreras universitarias?

Al contrario que ocurría hace unas décadas atrás, hoy en día estudiar en la Universidad se ha convertido en algo más que habitual. Ahora es raro aquel que no decide licenciarse o diplomarse y opta por la Formación Profesional. Esto ha desembocado en una gran eclosión de universitarios que ahora no encuentran trabajo puesto que la oferta es menor que la demanda. Por ese motivo, el nuevo Gobierno de España ha decidido que en los próximos años se va a potenciar más la FP puesto que las empresas requieren ahora mismo más titulados en Formación Profesional que estudiantes universitarios y han decidido subir considerablemente las tasas de las carreras universitarias


Salida profesional o vocación: ¿Qué carreras universitarias son mejores?

Aunque hay muchos que se decantan por unas determinadas carreras universitarias por la vocación que le profesan, la mayoría hoy en día estudian las que están más de moda y cuentan con mayores salidas laborales. Tras acabar Selectividad, es el momento de comenzar a pensar en el futuro y por tanto de valorar los aspectos positivos y negativos que tiene una determinada carrera u otra, en función básicamente de la salida laboral. Si te encuentras en este dilema, ante todo ten presente que si vas a dedicar cinco o tres años de tu formación a hacer algo que te desmotiva al final los beneficios de su salida profesional no serán tantos como crees. Es normal que intentes adelantarte y cuestionar qué pasará en el futuro pero lo cierto es que si sólo miras a largo plazo acabarás dejando a un lado tu presente, la vida universitaria.