Planteamientos para la obtención de un disco duro portátil

Bastantes no lo sabemos, empero en determinado momento nos veremos ante la situación de que disco duro externo se encuentra saturado. Una solución práctica son los discos duros en la nube, pese a que puede resultar prohibitivo según la capacidad de almacenamiento que se contrate.

Si ya te has decidido por la capacidad de almacenaje, corresponde ver la velocidad además de la forma de conectar tu disco duro a tu portátil u ordenador personal. El cable USB es la intefaz más común para ambos, y proporciona una velocidad de transferencia de información más veloz que otras soluciones disponibles en el mercado.

Otra cosa a tener en mente es el tamaño de la carcasa del disco duro externo. La gran mayoría de los discos duros externos son de 2,5 pulgadas, sin embargo no todos tienen el mismo tamaño ya que los hay más gigantescos. Determinados modelos van hospedados en cajas protectoras ligeras, entretanto que los demás están envueltos en material amortiguador en carcasas robustas.

Estas elecciones de diseño no solo repercuten en el peso absoluto de la unidad, sino que igualmente influyen en cómo podrá sobrevivir golpes o caídas. Si sales con frecuencia debes analizar por ti mismo el equilibrio entre la conservación de los datos y el peso que quieras transportar.

Para varios ya constituye parte de su equipo típico portar discos duros portátiles extraibles, que se conectan mediante cable USB o vía acceso a distancia sin conexiones, incluso algunos prefieren unidades que reproducen archivos multimedia.

La elección de un dispositivo se plantea difícil por lo que haremos una serie de sugerencias al momento de elegir un disco duro portátil. Lo primero que tenemos que llevar a cabo es conseguir un dispositivo adaptado a nuestras exigencias reales en lugar de decidirnos por el disco duro de oferta, o el reciente modelo con funcionalidades que tal vez no ocuparemos.

Una de las especificaciones en las que más nos acostumbramos a fijar es la capacidad del aparato. Es preferible pagar un alto importe por un disco duro de mayor capacidad, por si algún día necesitamos guardar mucha mayor información. Considerando que la tendencia natural del mercado del almacenamiento se caracteriza por una disminución incesante y gradual de los precios de los dispositivos, no sería más indicado inclinarnos por una alternativa más asequible.

Aunque si contamos con material audiovisual, en ese caso nos resulta mejor los discos duros multimedia con capacidad de reproducción de videos, sonido e imágenes.

Fuente