Ventajas de la Certificación Energética

Independientemente del punto del país en que estés, hablar de certificado energético Valladolid, certificado energético Granada o certificado energético Zaragoza (por destacar tres ejemplos) es establecer un mismo concepto que se debe a un objetivo común: promocionar tanto entre propietarios como inquilinos la trascendencia de tener en cuenta este detalle a la hora de construir, comprar o alquilar.

Es así de simple: una casa con un certificado energético mejor calificado, va a consumir menos energía y por ese motivo ocasionará un ahorro en las facturas energéticas mensuales (gas, gasoil, electricidad, etc.).

Certificado energético o más genéricamente identificado como certificación energética son dos componentes que hoy en día se observan en plena vigencia en el ámbito inmobiliario y debido a ello insisto en la importancia de investigar a fondo su significado y trascendencia.

Es notorio que se eleva cada día más la búsqueda de viviendas o inmuebles eficientes desde el punto de vista del gasto de energía; en esos casos en que no lo son (por ejemplo viviendas de construcción más antigua aunque no por ello en mala situación) de inmediato esto motiva reformas y las adecuaciones energéticas con el propósito de hacerlas más eficientes y más llamativas para los potenciales compradores o arrendatarios.

Por estas y más razones todo dueño tiene que brindarle la importancia que tiene el tema de los certificados energéticos, tu propiedad cobra una posición superior, y en el caso de que seas inquilino, también es importante por el ahorro que implica en el consumo de energía.

De hecho, nuestro pensamiento tiene que ir más alla de solamente nuestro beneficio personal, nuestra consigna al mismo tiempo tiene que ser, ser amigables con el medio ambiente, es un acto de solidaridad y de conciencia ambiental, porque ésto a todos nos beneficia, mientras más personas se sumen a vivir en viviendas más eficientes esto ocasiona una reducción en el consumo de energía que nos beneficia a todos, a la atmósfera y al medio ambiente.

Y un estimado en relación al costo, basándome en otros países europeos que ya practican certificaciones energéticas ronda entre 250 y 350 euros. Aclaro que el precio del certificado energético depende del tipo de certificación energética (local comercial, gran terciario, vivienda individual, vivienda unifamiliar, bloque de viviendas, etc), entre varios aspectos, como el tamaño del inmueble a certificar o la complejidad de las instalaciones.