Pasos prácticos para lidiar con el estrés a diario

Controla el estrés

Cuál es el origen de nuestro estrés. Si pensamos en un triángulo con determinadas palabras en sus vértices veremos algunos aspectos trascendentales.

Nombremos "foco" al ángulo superior, el de la derecha lo denominamos "fisiología" y el de la izquierda "lenguaje".

En nuestro diagrama mostramos de qué forma nuestro Foco interactúa con nuestra Fisiología y nuestro Lenguaje, es decir, con nuestra persona mental y física.

Cada vez que hablamos, expresamos cómo nos encontramos enfocados: si tienes muchas tareas que efectuar por día, es muy presumible que tus preguntas sean: ¿Tendré suficiente tiempo para llevar a cabo todo hoy? ¿Habrán obligaciones pendientes? Estás enfocado en la necesidad de cubrir una sarta de actividades en un plazo de tiempo disponible y esto modifica tu fisiología, cambiando la conducta de tu cuerpo, por citar un caso, encogiéndose de la misma forma que si acarrearas un peso sobre tus hombros.

Estas conductas que consentimos conforman un reflejo del estrés en que nos vemos involucrados. El foco nos ayuda para salir adelante o para hundirnos.

El foco se ve solicitado todo el tiempo por 3 áreas tales como el miedo, las exigencias de otros y los placeres inmediatos.

Toda vez que corremos de aquí para allá, intentando de impedir lo que pueda hacernos desiquilibrio o ocasionarnos dolor, o tratamos de alegrar a todos sin tener presente nuestras respectivas necesidades y capacidad para satisfacer aquellas peticiones, o en el caso de que persigamos recompensas fáciles e instantáneas pero que al mismo tiempo, nos roben energía y tiempo, nos encontramos atrapados en el estrés.

Probablemente te estás preguntando de qué modo rebasar estas situaciones tan cotidianas que te toca vivir, y la respuesta es "cambiando el foco". Para eso pasemos a listar tres pasos fáciles que nos servirán para ello.

3 simples pasos para aprender a enfocar.

Paso 1: Conseguir la visión apropiada de la realidad (ni mejor ni peor de lo que resulta la coyuntura sino tal cual es).

Paso 2: Obtener una visión mejorada de la situación (tener la visión rigurosa de el modo en que te gustarían que fueran las cosas).

3) Conseguir que la situación se torne como deseas haciéndola realidad.

El poderío desatado mediante este método es considerable, ya el veinte por ciento de las acciones logra el ochenta por ciento de los frutos, así puedes aumentar tu productividad y conseguir tus objetivos