Balanced Scorecard: Se echo a andar y nada cambió

Esta es la triste realidad en muchas organizaciones: Únicamente una vez al mes contemplan el control de indicadores.

Se dan casos, que a pesar de que ya se ha echado a andar el modelo se sigue gerenciando lo mismo que siempre. No cambia nada, todo se reduce a los indicadores. ¿Y qué pasa con los colores que llaman la atención: verde, amarillo y rojo?

Otro uso incorrecto del Balanced Scorecard se da cuando no se contemplan los avances estratégicos sino que solo se miran los resultados operativos (ventas, gastos, etc.). Y en torno a las reuniones de gerentes del 15 de cada mes, el BSC no está presente el 99% de las veces; no lo lleva ni el Director General ni ninguno de los participantes y las reuniones continúan igual que antes.

Aún hoy día hay organizaciones donde no se comprende que el Balance Score Card es un método que combina la estrategia con los procesos de la cadena de valor y con las personas.

En esta clase de organizaciones el Balanced Scorecard no lo emplean para contar con una sincronización estratégica. Organizaciones donde cada director o gerente siguen dirigiendo su área como una isla, todavía peor, como si fuera un feudo.

Ciertos desaciertos al querer desarrollar el Balanced Scorecard

- No tener una visión y misión clara.
- Tener objetivos subjetivos, sin indicadores numéricos.
- No disponer de apoyo y compromiso de la dirección y del personal.
- No educar/capacitar al personal.
- Fijarse objetivos imposibles de lograr, nada realistas.
- No alinear los resultados del Balanced Scorecard al estado de resultados.
- No contar con los procesos clave documentados con pruebas estadísticas
- Concederle más importancia al software que a la técnica.
- Tener objetivos subvaluados.
- Los objetivos de la empresa no están alineados con los de las áreas.
Los objetivos de las áreas no están alineados con los del personal.
- Distintas Organizaciones lo quieren únicamente para medir o sea para Controlar en lugar de aplicarlo como herramienta estratégica
- En ciertas empresas el proceso para ponerlo en marcha se prolonga mucho (meses) en vez de días, se pierden en la "perfeccionitis" y no en un Balanced Scorecard excelente.
- Confunden el Proceso de creación del Balanced Scorecard como un proceso Estático y no Dinámico.

Muchos dejan los elementos inamovibles, como grabados en piedra: objetivos, metas e iniciativas, causa y efecto, indicadores, no conciben que se trata de un proceso dinámico y de ininterrumpido aprendizaje mediante un Diàlogo Organizacional tendiente a conseguir la visión de la organización.