Ventajas de las Dietas Disociadas

Dieta de Hay

Cimentada en la concepción de que el pH del sistema digestivo contribuye a la captación correcta de los alimentos, es lo que caracteriza a la primera de las dietas disociadas. Así, los carbohidratos se ven favorecidos por un pH alcalino, en cuanto a las proteínas por un pH ácido.

Si mezclamos los alimentos el resultado es que el proceso alcalino sería paralizado por el proceso ácido, por tanto ni los carbohidratos ni las proteínas se asimilarían oportunamente y el proceso de digestión vendrá a ser más largo.

El Método Montignac

Aparte del principio de separación de grupos de alimentos, el Método Montignac despunta por considerar por primera vez el Índice Glucémico de los alimentos para crear un Plan de adelgazamiento. Básicamente los carbohidratos con mayor IG obstaculizan el proceso de pérdida de peso y tienen que evitarse, sobre todo a lo largo de la primera fase de este sistema.

Bastantes investigaciones científicas certifican los principios de este plan dietético. Explorar más: Resumen Dieta Montignac.

La Antidieta

De las dietas para adelgazar de mayor popularidad en estos días se encuentra la célebre Antidieta, la cual se basa en los ciclos naturales corporales de absorción, asimilación y expulsión que se presentan a lo largo del día.

La absorción, que comprende desde el desayuno hasta la cena, es donde brindamos a nuestro organismo el sustento preciso; la asimilación, que se presenta durante toda la noche, es cuando los alimentos son procesados; la expulsión desde que uno se levanta hasta la comida es cuando la ingestión de frutas, zumos, agua, entre otros, contribuye a liberar al organismo de los deshechos.