Pasos necesarios para que tu masa muscular aumente de manera rápida

Tip número 1: Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de la fuerza es el método principal para aumentar masa muscular que se ha empleado desde hace siglos. Las pesas son el modo más común de trabajarla.

Es preciso trabajar diversos grupos musculares en todo el cuerpo. De forma paulatina el trabajo de fuerza va fortaleciendo y definiendo tus músculos y a medida que trabajas sobre tus músculos éstos van aumentando.

Una manera de empezar a trabajar los músculos es con poco peso y pocas repeticiones (inicialmente entre unas 10 ó 15), en la medida en que vayas aumentando el peso, puedes ir disminuyendo las repeticiones.

Las repeticiones máximas es uno de los métodos más efectivos para trabajar la fuerza. Ese método se basa en levantar de manera explosiva el máximo peso del que sea capaz el interesado en una sola ocasión por serie. Esta práctica se vuelve altamente efectiva y te lleva a aumentar masa muscular de manera alarmante.

Un consejo: Al trabajar un grupo muscular, hay que tener en mente los músculos antagonistas, o sea que, si te hallas trabajando la parte anterior del brazo, trabaja también la parte posterior; si trabajas espalda, trabaja también pecho; si estás trabajando los músculos anteriores de las piernas, trabaja también los posteriores. Trabajando así evitarás lesiones que te impedirían seguir con tu entrenamiento y a la vez, además evitarás descompensaciones posturales que se tornan nocivas para tu salud.

Tip número 2: Alimentación

Si te encuentras efectuando un fuerte entrenamiento de fuerza para el aumento de masa muscular será importante consumir una dieta rica en proteína. El "combustible" muscular es la proteína, es decir, si los músculos crecen y trabajan es debido a la proteína, porque ésta es el principal componente muscular.

Aquellos que consumen dietas bajas en proteína tienden a tener músculos "flojos" aparte de un abdomen flácido, esto se debe a que sus músculos no tienen el suficiente alimento para hallarse fortalecidos y saludables.

La guía aceptada por aquellas personas que buscan aumentar masa muscular indica que el consumo de 2 gr. de proteína por cada kilogramo de peso es la ración indicada. Eso sí, consume alimentos absolutamente saludables tales como carnes magras, pollo, atún y la proteína de suero de leche en polvo de alta calidad.

Alimentos muy saludables y que tienen altas dosis de proteína son los frutos secos tales como el maní, los cacahuetes, el coco y en fin, cualquier fruto seco que puedas hallar en el mercado.

Es bastante importante que no olvides el consumo de altas cantidades de agua, el agua te ayuda a eliminar eficazmente los deshechos de tu cuerpo causados por los grandes esfuerzos físicos. Asi mismo consume frutas y verduras ricas en carbohidratos simples además de alimentos como el pan y las harinas ricas en carbohidratos compuestos. Los carbohidratos simples te ayudan a contar con la energía necesaria para realizar tus entrenamientos, y los carbohidratos compuestos te ayudan a tener energía igual que a la vez a reforzar tu trabajo muscular.

Tip número 3: Disciplina y dinamismo

Sé persistente y no te rindas en tu trabajo, y no olvides a la vez de trabajar tus músculos, trabajar también tu sistema cardiovascular, de esta forma vas a tener un cuerpo saludable y evitarás sobrecargar los músculos de tu corazón ayudándole a mejorar su función.