7 Ideas Como Encontrar Libros Similares a los de Harry Potter

Así que lo más seguro es que hay muchos libros que contienen más de algunos de estos elementos mencionados.

Lee tu mismo los libros de Harry Potter, si no lo has hecho aún. Esto podría traer a la memoria libros similares que hayas leído durante tu infancia.

Busca obras de otros autores que escriben libros para niños, algunos de Roald Dahl son bastante similar en estilo y tono que los de J. K. Rowling. También revisa las obras de C.S. Lewis, Lloyd Alexander, J. R. R. Tolkien y E. Nesbit, entre muchos otros.

Busca otras historias escolares, muchas de estás serán de autores británicos. Algunos de Kipling "Stalky and Co.," y otros de Enid Blyton, podrían ser un buen lugar para comenzar.

Busca otros libros clásicos de historias de aventuras para niños - "La Isla del Tesoro", "Las Aventuras de Huckleberry Finn" y algunas versiones de "Los Tres Mosqueteros" podría atraer a tu hijo amante de las aventuras.

Solicita al que atiende la libreria favorita de tus hijos algunas recomendaciones. Él o ella podría orientarte en la dirección correcta hacia otros autores de novelas de fantasía para tus hijos.

Busca obras de autores menos conocidos. Robert C. 0'Brien "The Silver Crown" es excelente, aunque poco conocido, novela de "fantasía oscura" para jovenes lectores y hay otros libros buenísimos por ahí, aunque tendrás que descubrirlos.

Revisa los foros sobre Harry Potter, otros chicos o padres tal vez puedan recomendarte libros que haya disfrutado.

Pídele al profesor de literatura de tus hijos si puede recomendarte algún libro de similar estilo a los de Harry Potter. La mayoría de los profesores de escuela primaria siguen la evolución de los libros para niños.

Recuerda supervisar a tus hijos si les permites visitar cuartos de charla online. Además, recuérdales nunca dar información personal a nadie que conozcan por internet.

No todos los libros de fantasía son adecuados para niños; muchos contienen escenas realistas de violencia que tal vez puedes sentir que tu hijo no está listo para tolerar, así que lee primero los libros tu antes de que los lean tus hijos por si tienes dudas.