6 Pasos para Tratar un Resfrío o Catarro en un Niño o Bebé

- Mantén el nivel de la humedad en la habitación del infante. Esto ayudará a que la mucosidad de la nariz de tu bebe corra. De lo contrario, esta se secará y quedará atascada dentro de las fosas nasales del infante. Para mantener en alto el nivel de humedad dentro de la habitación, puedes usar un humificador durante la noche.

- Drena las fosas nasales del infante con un aspirador nasal. Mantener elevado al bebé ayudará a vaciar la mucosidad de la nariz.

- Dale un baño con agua caliente al bebé. Esto ayudará a regular su respiración. Usa ungüento balsámico para bebés sobre el pecho de tu bebé para mantener la respiración regular de tu bebé.

- Continúa pendiente de su mejoría si es que estás dándole leche materna. Le pasarás tus inmunidades al bebé así como mantendrás la ingesta de líquidos constante. Considera dormir cerca del bebé para permitir atenderlo tanto como sea necesario.

- Permite a tu bebé que respose a menudo. Las siestas extra ayudarán a acelerar el proceso de sanación. Trata de dormir cuando tu bebé duerme, tan solo en caso de que tu bebé pase despierto toda la noche.

- Usa descongestionantes en bebés que sean mayores de 3 meses de edad. Estos descongestionantes pueden ayudar a drenar los pasajes nasales.

* Trata de mantener a tu bebé elevado durante la noche, tal vez puedas considerar permitirle dormir en el asiento de su coche.

* No le des a ningún infante menor de tres meses de edad ningún tipo de medicamento sin consultarlo con un pediatra antes.

* Si tu bebé tiene fiebre, parece letárgico o se niega a comer, contacta de inmediato a tu doctor.