Mujeres que fuman presentan mayor dolor crónico

Los resultados del estudio realizado por la Universidad de Kentucky mostraron que las mujeres que fuman, o que eran ex fumadoras, tenían una mayor probabilidad de padecer por lo menos de un síndrome de dolor crónico, entre ellos, dolor crónico de cuello, dolor de espalda, dolor en las articulaciones, dolor de cabeza crónico, dolor en todo el cuerpo en comparación con las que no son fumadoras.

Las ex fumadoras mostraron un aumento de más del 15 por ciento de probabilidades de padecer de estos dolores, las fumadoras ocasionales mostraron un aumento de más del 60 por ciento y en las que fumaban diariamente subió hasta más del doble.

La investigación muestra una clara relación entre fumar y el dolor crónico en las mujeres, menciona el Doctor Mannino co-autor del estudio de la Escuela de Salud Publica del Reino Unido.

El análisis describe la teoría de que quizás las mujeres fumadoras experimentan dolor agudo que después se convierte en dolor crónico debido a que los mecanismos normales de protección son dañados por la exposición al humo del tabaco.

Los resultados de las pruebas dan a conocer que existe un vinculo dosis-respuesta entre la clasificación de fumar y el síndrome de dolor crónico.

Tomando en cuenta los datos del estudio, los pacientes que sufren de dolor crónico podrían beneficiarse con el tratamiento para dejar de fumar. De igual manera el tratamiento adecuado del dolor crónico podría aumentar las posibilidades de dejar el cigarrillo.