¿De qué forma saber si un bebé se encuentra listo para que utilice una andadera?

Se posee la idea errónea que es conveniente que los bebés ocupen andadera para robustecer los huesos de sus pies en cuanto cumplen entre cuatro y cinco meses de edad; la realidad es todo lo opuesto, es desplazándose en el suelo sin andadera que logran este objetivo.

Los movimientos de los bebés atraviesan múltiples fases, empezando por voltearse, arrastrarse, sentarse, gatear y finalmente caminar y correr.

Si usted ubica a su bebé en una andadera cuando ligeramente empieza a arrastrarse para lograr lo que quiere; usted estaría brincando la fase del gateo y esto de ninguna manera beneficia al bebé.

Por desear impedir el contacto del bebé con objetos y suciedad en el suelo, varios padres cometen ese descuido; por tanto, compete más higienizar bien el piso y dejar que el bebé fortalezca sus huesos durante este tiempo espléndido.

Para nada todos los bebés son similares, algunos caminan más rápido que los demás, por citar un caso, el segundo de mis 4 hijos resultó ser el primero que caminó, él lo consiguió a los siete meses y no me dio tiempo de colocarlo en una andadera del mismo modo que a los otros. Yo todo el tiempo espero a que mis bebés gateen para más adelante colocarlos en una andadera.

Así que ¿cuál es la edad idónea para colocar al bebé en una andadera?

Como lo mencioné anteriormente, en absoluto todos los bebés son parecidos de manera que eso depende de cada bebé y el padre, lo preciso es que su bebé ya haya aprendido a gatear. Esa es una elección que los padres toman individualmente.