10 Beneficios para la Salud Naturales de Beber Té de Hierbas

A principios de la década de 1990, los investigadores observaron que las japonesas que practicaban la tradicional ceremonia del te tenían índices de mortalidad menores que otras mujeres.

Los científicos no tardaron en entender que los compuestos químicos del te "sobre todo los polifenoles, que forman casi el 30 por ciento del peso en seco del té" se cuentan entre los antioxidantes más potentes. Los antioxidantes son agentes que bloquean los efectos de los radicales libres, las moléculas bribonas de oxigeno que dañan las células en todo el organismo y aumentan los riesgos de enfermedades graves como el cáncer.

A propósito, los tés herbales, como el de manzanilla, no deben confundirse con el verdadero te que proviene de la Camellia sinensis, la planta de té. El té verde popular en los países asiáticos es simplemente las hojas secas y hervidas de esta planta.

El té que se toma en Inglaterra, acertadamente llamado te negro, pasa por un proceso de fermentación que le da sabor más fuerte y color más oscuro y puede reducir los niveles de los compuestos químicos protectores de la salud.

¿Para qué sirve?

* Picazón
* Diarrea
* Dolor de cabeza
* Dolor de muelas
* Fiebre
* Hemorroides
* Olor de pies
* Pie de atleta
* Problemas de las encías
* Quemaduras del sol
* Úlceras bucales

Prevención del Cáncer

Hace mucho tiempo que el té se reconoce en el laboratorio como un antioxidante, pero los resultados de los estudios realizados en seres humanos han sido contradictorios. En algunos estudios epidemiológicos, que comparan a los bebedores de te con personas que no lo toman, se afirma que beber té previene el cáncer; en otros, no. Se han realizado más estudios basados en el té verde, así que la información a la fecha es mejor respecto a este té.

Por ejemplo, en estudios que se llevaron a cabo en China se demostró que el consumo regular de té verde reduce considerablemente el riesgo de cáncer estomacal y esofágico. Sin embargo, un estudio en Holanda no encontró ninguna relación entre el consumo de té y la protección contra el cáncer. Debido a que el proceso de producción reduce las cantidades de antioxidantes en el té negro, parece probable que el té verde sea más potente para combatir el cáncer que el té negro, aunque los dos ofrecen beneficios protectores.

El té verde tiene un alto contenido de sustancias llamadas catequinas. Se trata de antioxidantes potentes cien veces más poderosos que la vitamina C- que, según parece, protegen el ADN de las células contra cambios que inducen el cáncer. El té negro también tiene catequinas, pero en cantidades menores.

En estudios de cáncer de la piel, animales de laboratorio que tomaban té verde desarrollaron una décima parte de los tumores que en los animales que bebían agua. Cuando se trata de prevenir el cáncer en la piel, el té verde parece ser igualmente eficaz si se bebe de una taza o se aplica a la piel.

Fabricantes de cosméticos han comenzado a agregar té verdea los productos para el cuidado de la piel debido a que sus efectos antioxidantes pueden reducir las arrugas u otros indicios de daños en la piel. El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos estudia el té verde como agente preventivo del cáncer de la piel. Un estudio investiga los efectos protectores de una píldora de té verde contra los daños en la piel inducidos por el sol; en otro se investiga la aplicación tópica del té verde para reducir los cambios precancerosos en la piel.

Aunque el té verde se valora por sus propiedades preventivas del cáncer, existen indicios de que puede ayudar a la gente que ya tiene cáncer. Las catequinas del té verde inhiben la producción de uroquinasa, una enzima que las células cancerosas necesitan para desarrollarse. También parece estimular el pro-ceso de muerte celular programada en las células cancerosas. En un estudio realizado en pacientes de cáncer mamario, las mujeres que bebieron cinco tazas de té verde al día tuvieron menos probabilidades de que el cáncer se extendiera a los nodos linfáticos que quienes bebieron menos te.

LA SALUD DEL CORAZON

En virtud de que los polifenoles del te son antioxidantes potentes, desempeñan una función protectora en todo el organismo en áreas donde los radicales libres causan daños, incluídas las arterias. El té también posee propiedades antibacterianas que benefician la salud dental. Una taza de té al día puede ofrecer:

Menos enfermedades cardíacas: Los agentes químicos del té ayudan a evitar que el colesterol se oxide. La oxidación se pro-duce cuando los radicales libres bombardean el colesterol. El proceso hace que haya más probabilidades de que el colesterol se adhiera a las paredes de las arterias, un paso en el camino para desarrollar enfermedades del corazón. Investigadores holandeses informaron que los hombres que consumían más flavonoides, una familia de sustancias químicas que incluye los polifenoles del té, tuvieron 58% menos riesgos de morir de enfermedades cardiovasculares que los hombres que consumían menos flavonoides. Los hombres más sanos que participaron en el estudio bebían alrededor de cuatro tazas de té al día.

Menor riesgo de apoplejías: Las mujeres que beben té con frecuencia parecen tener índices más bajos de apoplejía que otras que beben menos, tal vez porque los polifenoles del te reducen los daños a los vasos sanguíneos vulnerables del cerebro.

Alivio de quemaduras de sol: Como el té contiene astringentes que ayudan a reducir la inflamación, una bolsa de té húmeda proporciona alivio a la piel quemada por el sol, así como para hemorroides y úlceras bucales. (El té es alcalino, por lo que neutraliza los ácidos que corroen los tejidos expuestos por una úlcera.)

Dos tazas de té al día bastan probablemente para proporcionarla mayoría de los beneficios para la salud. Los suplementos de té verde, que se venden en los comercios naturistas, también son eficaces. La dosis normal es de 250 a 400 mg al día.