Árbitro Inglés Howard Webb Pitará en Final de Sudáfrica 2010

El ex policía será el primer réferi inglés en pitar una final de la Copa del Mundo desde que Jack Taylor lo hiciera en 1974.

Webb, de 38 años, y sus asistentes ingleses Darren Cann y Michael Mullarkey, han tenido hasta el momento una racha impecable en los tres juegos que han oficiado en Sudáfrica. Webb no mostrado ni una sola tarjeta roja ni otorgado un penalti en ningundo de los juegos en que pitó.

Sus actuaciones han elevado el estatus de los árbitros ingleses alrededor del mundo después de la debacle en el 2006 durante el Mundial celebrado en ese año. Entonces, el réferi inglés Graham Poll fue humillado después de dar tres tarjetas amarillas a un jugador en el juego entre Australia y Croacia.

Webb colgó su placa de policía y tomó un receso en su carrera por cinco años de la Policía de South Yorkshire en 2008 para concentrarse así en el fútbol.

Él comenzó a pitar localmente a los 19 años y consiguió su insignia de la FIFA en el 2005.