Bujías: cuándo cambiarlas y cuándo limpiarlas

Las bujías, junto a los cables que las conectan con la bovina, son parte escencial del sistema de encendido de un carro y son los encargados de realizar la mezcla aire combustible y convertir la energía química en mecánica.

Por lo general las bujías se ensucian con aceite y partículas de basurilla y polvo. El aceite que les cae podría deberse a que los anillos de los pistones se han desgastado.

Para revisar si la bujía está sucia debes remover el poncho del cable que la conecta y luego con una llave de cubo de bujías removerla. Si al limpiarla con un trapo y pasarle ligeramente una lija ves que está bien pues eso es, sólo era de limpiarla. Pero si en cambio hay óxido bien pegado o la bujía está chamuscada es que necesitaba cambio.

Algunas veces las bujías se dañan por una mala mezcla o por un cortocircuito ocasionado por un cable defectuoso.

Por lo general las bujías deben ser cambiadas cada 15,000 km, pero puede variar dependiendo del número de electrodos hasta más de 60,000 km.

Si una bujía está muy desgastada la distancia de la chispa será mayor y requerirá un mayor voltaje. Eso provocará un mayor uso de combustible.