Como Arreglar Raspones, Rasguños y Arañazos en un Carro

1.- Deterina si la pintura de tu carro es esmaltada; si no lo es procede.

2.- Obtén pintura para vehículo de la que viene enlatada con rociador. Es mejor escoger primero un color claro que tu pintura para retocar cubrirá en una sola pasada.

3.- Lava el rasón y el área alrededor con un detergente suave para lavandería. Esto remueve cualquier cera o wax que podría afectar la nueva pintura que apliques.

4.- Raspa alrededor del arañazo con un papel para lijar de textura fina, asegurándote de lijar cualquier herrumbre que se haya acumulado.

5.- Sopla cualquier basura del lijado o usa un cepillo suave.

6.- Usa cinta adhesiva y papel periódico para aislar el raspón dejando cerca de 5 centímetros de área para trabajar alrededor del la zona del rayón.

7.- Usa una espátula, aplica macilla para rasguños profundos en el metal. La espátula debe estar hecha de plástico para evitar añadir más rasguños.

8.- Deja que la mezcla se endurezca de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta.

9.- Lija la macilla hasta que quede plana.

10.- Sopla o cepilla cualquier suciedad.

11.- Rocía una pequeña cantidad de pintura al raspón. Deja que el área se seque durante la noche.

12.- Identifica la pintura para retocar que necesitas primero revisando el numero de identificacíón de tu vehículo (VIN), el cual está estampado en una pequeña placa de metal localizada en ubicada en el panel de instrumentos lado del conductor.

13.- Provee este número a una venta de artículos para carros o a un sitio online que venda botes de pintura para retocar carros. El VIN describe a la perfección el tipo de pintura de tu carro, de modo que igualar el color sea cosa fácil.

14.- Usa la brocha aplicadora de la pintura de retoque para pintar el área.

15.- Deja que seque durante la noche.