10 Pasos para Lavar un Carro Bien Sucio y Mugroso

Algunos implementos que necesitarás


* Tela de gamuza
* Guantes
* Cepillo
* Jabón
* Manguera de jardín
* harapos
* Esponja grande
* Cubeta grande

1.- Escoge un lugar con sombra, preferiblemente lejos de los arboles que sueltan hojas o escurran savia.

2.- Asegúrate que todas las puertas y ventanas estén cerradas.

3.- Pon una tapa de jabón para carro dentro de una cubeta y llénala hasta 3/4 con agua caliente. Pon la cubeta a un lado.

4.- Quita con el agua de la manguera cualquier exceso de suciedad del carro, comenzando desde el techo hasta llegar a las llantas.

5.- Enjabona una esponja o un paño de tela para toalla en la cubeta jabonosa y limpia el techo del carro. Luego quita todo exceso de jabón cuando el techo haya sido limpiado.

6.- Repite el paso anterior para los cuatro lados del caro, lavando un lado completo incluyendo ventanas, defensas, llantas y enjuaga completamente antes de pasar al siguiente lado.

7.- Dale al carro una enjaguada final con la manguera para deshacerse de cualquier exceso de agua cuando los cuatro lados hayan sido lavados y enjaguados.

8.- Toma un pedazo de cuero de gamuza o una toalla para limpiar y secer el carro por completo colocando la toalla de forma plana contra la superficie del carro y arrastrándola por la superficie para recoger cualquier acumulación de agua. Comienza desde el techo y trabaja todo el camino hacia abajo hasta llegar a las llantas.

9.- Limpia las ventanas con un harapo enjabonado en agua sécalo con otro harapo seco, o usa un limpiador de vidrios y pedazos de periódico a ambos lados tanto al interior como exterior de los vidrios.

10.- Seca otra vez cualquier parte de metal o cromo que tenga exceso de agua en la superficie aún.

Si tienes tiempo, limpia el interior del carro.

* Ponte ropas viejas para esta tarea

* El jabón se seca rápido. Lava un lado a la vez para evitar que el jabón se seque en la pintura de tu vehículo.

* Moja y escurre tu paño de gamuza o toalla antes de secar; así absorberá mejor el agua.

* No uses jabón para lavar platos. El jabón lavaplatos esta diseñado para platos. Usa en su lugar jabón para carros.

* Asegúrate que no se peguen a tus toallas o harapos cualquier piedrita o desperdicio que pueda dañar el acabado de tu carro.