Porqué adquirir una Certificación Energética

No importa en qué zona del país te halles, referirse certificado energético Valladolid, certificado energético Granada o certificado energético Zaragoza, por establecer 3 lugares, se trata de un mismo tema concerniente a un objetivo común y este es: que tanto propietarios como inquilinos tengan en consideración la importancia de este dato cuando se va a comprar, alquilar o construír.

Es un caso sencillo: una casa con un certificado energético mejor calificado, va a consumir menos energía y debido a ello producirá un ahorro en las facturas energéticas mensuales (gas, gasoil, electricidad, etc.).

Certificado energético o más genéricamente conocido como certificación energética son dos componentes que hoy en día se observan en plena vigencia en el ambiente inmobiliario y por eso insisto en la importancia de conocer en detalle su significado y trascendencia.

Cada vez es más manifiesta la demanda de inmuebles o viviendas eficientes en cuanto al tema del consumo de energía se refiere; no obstante muchas construcciones que no disfrutan de esta ventaja, como son las viviendas antiguas, aun cuando se encuentren en perfectas condiciones, de inmediato se realizaran las reformas y acondicionamientos energéticos precisos para que sean más eficientes y que motiven más a los posibles compradores o arrendatarios.

En consecuencia, es más que aconsejable tomar muy en serio esto de los certificados energéticos: si eres propietario puesto que esto coloca a tu propiedad en otro plano y si eres arrendatario porque lógicamente ahorrarás mucho en los consumos previamente mencionados.

Por otra parte, más allá de los resultados benéficos personales, en mi opinión pensar "en grande" es un acto de solidaridad y de conciencia ambiental debido a que es beneficioso por todas partes, que más personas reconozcan que este nuevo modelo de viviendas más eficientes repercutirá en una disminución del consumo de energía que redundará igualmente en beneficio para el medioambiente.

Y un estimado en relación al costo, apoyándome en otros países europeos que ya efectúan certificaciones energéticas ronda entre 250 y 350 euros. Aclaro que el precio del certificado energético depende del tipo de certificación energética (local comercial, gran terciario, vivienda individual, vivienda unifamiliar, bloque de viviendas, etc), entre distintos aspectos, como el tamaño del inmueble a certificar o la dificultad de las instalaciones.