La Actitud Perfecta se Basa en Tres Verdades Fundamentales

Nada más acertado que despertar en la mañana y empezar el día con una verdad fundamental. Esta es la primera: Tu situación actual es genial y se pone mejor.

A lo mejor no estás de acuerdo con esta verdad, mas ahora ella existe para exhortarte a un futuro promisorio sin importar que aceptes esta verdad o no. Si crees que esa verdad no se aviene a tu realidad, analiza cuál es la causa y en qué aspectos debes trabajar o cambiar para encaminar todo tu potencial y aumentar tu productividad.

En poco plazo se te propone estar mucho mejor que ahora, ¿estás listo a aceptar esa verdad y tomar esa invitación para tu vida? Cree en esa verdad fundamental y pronto podrás verla materializada puesto que depende más que todo de ti y de tu voluntad de crecer en tu trabajo y/ o estudio y alcanzar tus objetivos

Una vez comprometido con esa verdad, enfocarás tus esfuerzos a hacerla realidad. Conocerás personas que te compartirán nuevos conocimientos e información, desarrollarás nuevas habilidades, estudiarás cosas nuevas, crearás nuevas redes humanas, en fin, todo esto es esencial para que todo negocio consiga sus propósitos.

La segunda verdad fundamental es: Tu vida actual está llena de cosas por las cuales has de estar agradecido. Esta es la regla de la perspectiva.

A veces te dejas combatir por la irritación, el enojo, la ansiedad o el estrés crees que las cosas están sin duda alguna mal. Pero entonces, ¿qué deberían decir los millones de personas que sobreviven con menos de dos euros al día? Sin embargo, estás personas siguen adelante su camino, y ¿cómo no vas a seguir tú el tuyo con todo lo que tienes que agradecer? Elabora una lista de todo lo que has obtenido a lo largo de la vida y verás ¡qué larga se hace escribirla!

¡Sé feliz con todo lo que la vida te ha dado!?¡Agradécelo!, de hecho, esto no quiere decir que no logres todo lo que deseas en término de riqueza, carrera, estatus, TODO LO CONTRARIO.

Y la tercera verdad fundamental que has de repetirtela constantemente es: Tus resultados actuales cambiaran continuamente, crecerán y mejoraran.

Esta verdad es irrebatible para quien esté dispuesto a seguir camino adelante, sin quedarse jamás dormido sobre los laureles del éxito. La vida es un desarrollo contínuo, ese proceso transmite miles de enseñanzas, evidentemente esas enseñanzas aprendidas nos mejoran, nos transforman, nos hacen superarnos en todos los órdenes. Asi, no podemos dudar de esto. Si tienes la voluntad de crecer, nadie te detendrá.

Se encuentran tres verdades fundamentales:

1) Estás genial y estarás aún mejor.

2) Debes estar agradecido por tantas cosas buenas

3) Tus resultados actuales cambiaran, crecerán y mejorarán.

Repite estas verdades, medítalas, absórbelas y se convertirán en realidades.