Pasos para Conseguir Más Sin Más Complicación

Principio de Pareto

(Regla de 80/20)

El 80% de tu éxito viene como resultado del 20% de tu tiempo y esfuerzo.

Y por el contrario, el ochenta por ciento de tu tiempo de trabajo únicamente contribuye en 20% a tu éxito efectivo. El misterio estriba en que te concentres en ese 20% que construye tu éxito, ya que el remanente del tiempo se desenfoca, dilapidándose en cosas de limitada relevancia o corta duración en el tiempo. Como vemos, el principio de Pareto plantea ampliar el enfoque en ese 20% que sin lugar a dudas contribuye al éxito.

Un error demasiado habitual es observar al trabajo como un bloc de ocupaciones cuya magnitud no diferencia una de otras. Si sostenemos esta óptica, cometeremos el difícil error de considerar similares a cada una de las actividades, sin lograr excluir las más urgentes de las menos; etc.

Empleando el principio de Pareto estaremos en disposición de poder comprender cuáles son las actividades que necesitan de toda nuestra atención para conseguir el objetivo tan soñado. Empero sucede que esta revelación es tan desconcertante, que nuestra mente empieza a divagar, ¿Para qué laborar tanto si con el veinte por ciento de lo que llevamos a cabo alcanza?

Claro, parece demasiado tentador laborar un 80 por ciento menos, sin embargo podría pasar que esa comodidad se nos volviera en contra y luego de un lapso, nuestro éxito y rendimiento empezarán a mermar. Entonces es aquí cuando se presenta la Ley de Parkinson:

"El trabajo se prolonga para cubrir el tiempo adecuado para su finalización."

En la práctica: Si en cuatro horas tienes que efectuar algo que por lo general ocupa 6 horas, dejarás cualquier distracción en favor de lo más importante. Vale decir que el trabajo que nos hace declinar es el que más precisamos realizar. La clave se encuentra en poner en práctica estos 2 principios para optimizar tu desempeño logrando más haciendo menos.

Entonces:

* Verte ajetreado en labores que no poseen importancia no hacer ver que hagamos algo que nos rinda alguna utilidad. Distingue entre las labores relevantes.

* Busca llevar a cabo más en menos tiempo con el Principio de Pareto y amplia el tiempo de labor hasta concluir con la tarea propuesta, tal como plantea el principio de Parkinson. Al concluir la jornada observarás de qué modo has aumentado tu productividad.

* Combina estos principios y obtendrás dinamita pura para derribar los obstáculos que a veces se interponen entre tú y el éxito sin mencionar que reducirás el estrés