El Éxito Depende De La Visión

Y no sólo hablamos de éxito en el tema material, resulta que tienen un don que envuelve diversos aspectos de la vida que les asegura conseguir sus objetivos Este tipo de personas sorprenden e inspiran a los demás, entretanto, otras personas que han nacido en lo que decimos "cuna de oro" fracasan.

Estrepitosamente una y otras en todos los aspectos de la vida? ¿Qué fuerza misteriosa favorece a los primeros y desfavorece a los segundos? Esa fuerza es la visión.

Tal como se oye: Los primeros han tenido éxito porque tienen una clara visión de su persona, de sus aptitudes y de sus objetivos, los segundos entretanto, la visión que tienen de si mismos y de su entorno no los favorece en absoluto, es negativa. Lo que hace la diferencia es la Visión.

Con el fin de crear esa visión, has de saber que no tiene que haber lugar para pensamientos negativos o lóbregos; tú eres el encargado de que esa visión se desarrolle y funcione hasta que cumpla la premisa de aumentar tu productividad tus chances de conseguir lo que te propongas.

¿Quiza parezca ilógico que una visión pueda alcanzar ese objetivo? Pues, no lo es para nada. Las grandes visiones se acompañan de grandes ideas y grandes novedades.

Cada vez que te concentras en una área del ciclo de la vida que pretendes mejorar a través de tu visión, distintas experiencias se comienzan a manifestar: visualizas lo que siempre has pensado para esa área de tu vida (digamos que se trata de tu carrera) y piensas en los cambios pertinentes para esa área: cambios en tus estudios, buscas nuevos contactos idoneos para alcanzar nuevas metas... Ésto ha sido porque esa área de tu vida ya cuenta con una visión.

Aunque para enriquecer todo este conocimiento tienes que conocer el Ciclo del Éxito.

El ciclo de éxito consta de dos movimientos, ascendente o descendente, eres tú quien dirige el flujo de ese movimiento hacia arriba o hacia abajo.

Me explico:

Si la visión sobre tus planes es positiva, a la primera señal de éxito, tu dices: Estaba seguro que lo lograría...

Pero, si con demasiada facilidad pierdes el entusiasmo o cuentas con una pobre visión de tus capacidades, el más pequeño asomo de fracaso o un bloqueo dirás: Ya sabía que no lo lograría...

La retroalimentación del ciclo del éxito no es azarosa, dependerá de nuestra visión

Lo haremos en tres pasos:

- Reconocer que ya tenemos una visión de nosotros mismos y de nuestra situación.

- Esmerarse para hacer de esa visión un elemento positivo y esto simultáneamente te ayudará a disminuir el estrés (3)

- Orientarnos al área de nuestra vida que deseamos potenciar en primer lugar y crear una visión sin censura de nuestro éxito en esa zona, sabiendo que la visión forma los resultados de nuestras acciones.