Cómo la Visión Influye en el Nivel de Éxito en la Vida

Algunos dan la impresión que tienen todas las de ganar y disponen de los medios para conseguir sus objetivos, a pesar de que otros que nacen "en cuna de oro" encontramos que son un completo fracaso en la vida.

¿Cuál es la enigmática fuerza que favorece a los primeros y desfavorece a los últimos? Esa fuerza es la visión.

Así es, aquellos que poseen una visión clara de sí mismos y lo que quieren en la vida triunfan, en cambio el resto cuenta con una visión negativa de todo, incluidos ellos mismos.

Para conformar esa visión, tienes que saber que no tiene que haber lugar para pensamientos negativos o lóbregos; tú eres el encargado de que esa visión se desarrolle y ayude hasta que cumpla la premisa de aumentar tu productividad tus opciones de lograr lo que te propongas.

¿Parece irracional que una visión pueda lograr ese objetivo? Bien, no lo es en absoluto. Las grandes visiones se acompañan de fabulosas ideas y grandes novedades.

Cuando ocupas tu visión a una determinada área de tu vida comienzan a pasar asuntos tales como mejoras que luego implementas a fin de lograr tus objetivos, todo ello como producto de la visión manifiesta para esa área de tu vida.

Para que eso se vuelva un círculo virtuoso hay que conocer el Ciclo del éxito.

El ciclo de éxito tiene implícitos dos movimientos, ascendente o descendente, eres tú quien dirige el flujo de ese movimiento hacia arriba o hacia abajo.

Por medio de una visión positiva sabes bien que al conseguir el éxito estas en la dirección correcta desde el inicio.

Cuando no cuentas con una visión manifiesta de tus planes, a la menor calamidad desistes con justificaciones para el fracaso.

La retroalimentación del ciclo del éxito no es azarosa, todo es cuestión de nuestra visión

Nuestros 3 pasos aquí son:

* Reconocer que ya tenemos una visión de nosotros mismos y nuestra condición.

* Esforzarse para que esa visión se transforme en un sendero positivo que contribuya incluso a disminuir el estrés.

* Enfocarnos en ese objetivo de nuestra existencia que queremos impulsar con una visión objetiva del éxito a conquistar, con el conocimiento pleno de los frutos de nuestras acciones producto de esa visión.