Distintos Tipos De Calderas de Gas

Calderas estancas

Desde el año 2008 sólo se pueden instalar en viviendas unifamiliares con salida directa por fachada o en edificios en altura con conductos de evacuación de doble flujo que desemboquen en la azotea del edificio. Como la mayoría de edificios no ofrecen conductos de evacuación adaptados a calderas estancas, éstas no se pueden instalar en este tipo de viviendas. Las calderas estancas se encuentran en desuso de cara a las modernas bajo NOx y condensación.

Calderas de bajo NOx

Son calderas estancas evolucionadas para irradiar menos partículas contaminantes. Las calderas de bajo NOx son calderas estancas con los quemadores modificados para producir llamas de menor temperatura, y de esa forma se reduce de manera sustancial la emisión de NOx, culpable de la lluvia ácida. La llama se enfría, dependiendo del fabricante, con agua o con aire. La mayoría de fabricantes opta por el sistema de enfriamiento de llama por agua, haciendo circular el agua del circuito de calefacción por el quemador.

Calderas de condensación

Además de ser calderas de combustión estanca y de bajo NOx, también son de condensación. Las calderas de condensación tienen un recuperador que deja volver a aprovechar el calor del vapor de agua contenidos en los productos de la combustión y lo vuelve a introducir en el circuito. Mientras que una caldera estanca o de bajo NOx tira parte del calor a la calle, una caldera de condensación lo recupera, ésto representa más rendimiento y disminución de consumo de gas. Una caldera de condensación debe ser conectada al desagüe de una lavadora, lavaplatos o pila, dado que el vapor que se roba al calor es agua que debe ser evacuada.

A fin de elegir un tipo u otro de caldera vamos a tener en cuenta múltiples factores:

Si donde se va a instalar la caldera se dispone de un desagüe cerca, se aconseja en este caso la caldera de condensación.

No disponer de un desagüe cerca de donde se va a instalar la caldera dificulta la instalación e incrementa los costos, en este caso se recomienda una caldera bajo NOx.

Las calderas estancas sólo se promueven en viviendas unifamiliares, puesto que es en el único tipo de vivienda en la que está permitido sacar el tubo de evacuación directo por fachada; en edificios en altura se permiten calderas estancas si encontramos conductos adecuados a este tipo de calderas que evacúan por la cubierta.

Para elegir una caldera adicionalmente hay que tener en mente la potencia de la misma. Para viviendas hasta 160 m2 podemos elegir calderas de 24 ó 25 kw en calefacción. Por sobre 160 m2 debemos irnos a calderas de 28 ó 30 kw. Para la potencia igualmente se debe tener en mente qué tanto se consume el agua caliente. Si se tiene sólo un baño o dos baños, aunque nunca se usan simultáneamente podríamos instalar calderas Junkers de 24 ó 25 kw en agua caliente.