Ventajas de Hacer Ejercicios con Mancuernas

Opuesto al empleo de máquinas para ejercicios, con las mancuernas no te apoyas en otros instrumentos a modo de realizar tu entrenamiento.

Esto implica que a lo largo del ejercicio necesitas accionar una serie de músculos que te permitan no perder el equilibrio, entrenando así no sólo el músculo primordial, sino asimismo todos aquellos de sostén como, por citar un caso, los abdominales y los de la espalda.

De esta manera, el entrenamiento con mancuernas activa muchos músculos también y acarrea la segregación de hormonas dirigidas a quemar grasa y aumentar la masa muscular.

Los ejercicios con mancuernas son bien versátiles ya que puedes entrenar en donde desees en todo momento.

Otra ventaja es que con las mancuernas entrenas muchos grupos de músculos sin precisar de máquinas o espacio idóneo para su ejecución.

Si tu objetivo es el aumento de masa muscular, puedes conseguirlo con ejercicios con mancuernas.

Al practicar ejercicios con pesas a modo de incrementar tu masa muscular, tienes que concentrarte en lo que sigue a modo de maximizar el aumento de masa muscular:

1 - Entrenamiento: Es la cosa que más motiva a los atletas bien involucrados.

Personaliza tu entrenamiento con ejercicios con mancuernas, diseñándolo corto, intenso y variado.

Un entrenamiento corto e intenso es de cuarenta y cinco minutos para cada uno de los grupos musculares con elevado peso y demasiada motivación.

Para que los músculos tampoco se habitúen a la misma rutina, deberías cambiar de vez en cuando los ejercicios con mancuernas y cada 3 o 5 semanas, modificar el número de repeticiones.

2.- Nutrición: toma en cuenta lo que comes.

Debes disponer de una dieta equilibrada, rica en proteínas, con hidratos de carbono suficientes, grasas buenas y muchas vitaminas.

Debes alimentarte bien todos los días, además de cuando entrenas.

3 - Recuperación: Necesitas descansar para que tus músculos crezcan.

Por ese motivo, ten en mente realizar pausas suficientes a fin de descansar entre las sesiones de entrenamiento.

4 - Regularidad: Si te ejercitas con frecuencia de manera disciplinada, podrás conseguir y mantener tu acondicionamiento físico ansiado.

A continuación una tabla de ejercicios.

Si te enfermas, sólo ahí se vale que no entrenes.