Comprar por Internet: barato y cómodo

Nos estamos volviendo cómodos. En un momento como el que vivimos, en el que la tecnología nos lo acerca casi todo - amigos, clases de inglés, trámites y pagos, etc- nos ponen difícil eso de romper con la pereza y salir a la calle. Si podemos elegir, hasta para ir de compras, nos quedamos en casa muchas veces.

Desde que podemos comprar por Internet y encontrar desde nuestro ordenador cualquier producto sin tener que movernos, buena parte de los europeos utilizamos la Red, o por lo menos manifestamos la intención de hacerlo por razones poco sorprendentes. El estudio El laboratorio europeo de tendencias e-shopping realizado por Survey Lab by vente privée, refleja que el precio, la comodidad y el acceso a las marcas, constituyen las principales razones para comprar por Internet.

Cuanto más avanza la tecnología que nos permite realizar este tipo de transacciones, seguras, desde casa, con facilidad y con la posibilidad de adquirir productos en países lejanos, por eso cada vez existen más estudios que reflejan fielmente nuestras tendencias.
El estudio que acabamos de mencionar explica que ropa, viajes, servicios culturales, 'high tech' y el calzado son los productos más demandados a la hora de comprar por Internet y que uno de cada cuatro europeos manifiesta su intención de comprar más a menudo a través de la Red. No es de extrañar. Si consideramos que una de las vías de acceso a Internet más habituales y más utilizadas es el teléfono móvil, y sabemos que el número de estos dispositivos va en aumento, llegaremos fácilmente a la conclusión a la que ha llegado este estudio: la mitad de los compradores comprarán desde sus móviles. De hecho, el 20% de los europeos que habitualmente compran a través de Internet lo han hecho ya a través de estos dispositivos.

Entre los datos que se desprenden de este estudio, hay uno que llama especialmente la atención: son los españoles y los italianos los que expresan más abiertamente su deseo de querer aumentar sus compras a través de sus dispositivos móviles en un futuro cercano.
Nos tomemos como nos tomemos estos datos, sí que es verdad que parece que cada vez es más difícil contener nuestros deseos consumistas y ante esto lo mejor que podemos decir, o a lo mejor a lo que podemos animar, es a consumir cultura, y con ella, idiomas.