Los profesionales del coaching y el empleo de la inteligencia emocional

Para lograrlo, los profesionales del coaching cuentan con una técnica que no es nueva pero aún no se encuentra lo suficientemente aplicada, que es la inteligencia emocional, la cual nos enseña a manejar las emociones, aprender a administrar la inmensa energía que produce cada vez que su presencia e intensidad se libera, crecer en la sensibilidad y consciencia en relación a el aspecto emocional, al cual se le puede atribuir mucha trascendencia en la toma decisiones y en el propio desempeño.

Por ello, el Coach debe aprender primero a aplicar sus propias emociones, a fin de luego buscar inculcar su aprendizaje en los clientes y en las personas que asesora. Empezando por darle la bienvenida a todas las emociones, sean positivas o negativas, porque en cada una puedes sacar partido para tu beneficio en el desempeño. Tal es el caso de la ira o la furia, el miedo o la angustia, las cuales producen un cumulo de energía por encima de la media la cual puedes revertir en tu trabajo a fin de conseguir más de lo que harías en estado normal e inerte.

A muchas personas les sucede que su rendimiento es inferior a sus capacidades ya que se hallan latentes emociones ocultas, que al no liberarse provocan daño. Por mencionar algunas, los celos, la envidia, éstas se mantienen en el subconsciente y afectan de forma silenciosa el desempeño. Pero al reconocer su presencia y decides sacarlas de su prisión, entonces dejarán de mortificarte y tu rendimiento se potenciará al máximo.

No saber la inteligencia emocional o hacer caso omiso de su magnitud, afectará tu proceso de coaching y limitará los logros que te has propuesto. No vamos a decir que solo debes dedicarte a la inteligencia emocional, ya que hay factores que igualmente inciden en el desempeño profesional como la técnica, el conocimiento, el liderazgo, las relaciones, el trabajo en equipo, la actitud y aptitud. Pero que influyen las emociones, no tengas ninguna duda, y si no les haces caso, reducirás tu campo de actuación y logro.

La inteligencia emocional para profesionales del coaching es sin duda una herramienta valiosa, que debes aprender, cultivar, crear y aplicar, en tus sesiones de análisis del desempeño del cliente. No obstante deberás saber la manera de decirlo, porque todavía no existe un ambiente favorable en el entorno empresarial acerca de las emociones. Tal vez por creencias de que las emociones hacen daño, hechos inculcados de que las emociones se tienen que ocultar y nunca expresar, y otras tantas preconcepciones.

Nuestro consejo es que creas en la inteligencia emocional, aprovéchala en tus procesos de coaching, sin embargo diseña bien la manera de presentar la técnica, para evitar dificultades desde el inicio, y espera a que los resultados la vendan de forma natural