Todo lo que debes saber sobre las dietas rápidas para perder peso

A pesar de que la experiencia ha probado que resulta probable perder peso rápidamente con este tipo de dietas, cada vez que las mismas llegan a su fin y la persona retorna a su nutrición habitual, recupera el peso que había perdido y hasta suele llegar a ganar más peso que al principio.

A pesar de este hecho, las personas continúan buscando una dieta milagrosa que les lleve a perder peso rápidamente y conservar su peso ideal.

No hay ningún truco que te sirva para perder peso instantáneamente, sin embargo, se hallan ciertos pasos que puedes seguir para ayudar a tu metabolismo a quemar mayor cantidad de grasa sin necesidad de acudir a dietas rápidas para perder peso.

En este artículo compartimos esos pasos necesarios para alcanzar tu objetivo de perder peso en poco tiempo:

Acelera tu metabolismo con los alimentos adecuados

¿Estás consumiendo demasiadas calorías? Tal vez el problema se deba a que estás comiendo poco. Si has pasado años llevando a cabo una dieta tras otra, es muy seguro que tu metabolismo haya bajado su funcionamiento a un 30%.

A fin de que puedas lograr acelerar tu metabolismo, precisarás consumir las calorías suficientes para alimentar tu tasa metabólica basal (TMB).

Existen unas calculadoras detalladas que te permiten calcular tu tasa metabólica basal, éstas las podrías conseguir en internet. Por medio de esas calculadoras podrás establecer la cantidad de calorías que has de consumir durante el día.

Siempre que la actividad diaria o el ejercicio físico te demandan mayor esfuerzo físico, se hará conveniente un mayor consumo de calorías.

Las proteínas magras, cereales integrales, frutos secos, frutas y vegetales, son fuentes ideales para que puedas obtener la mayor cantidad de calorías.

Tu cuerpo requiere tiempo para restablecerse. Una vez que pases un par de semanas o un mes consumiendo la cantidad adecuada de calorías, tu metabolismo se acelerará y empezarás a perder peso rápidamente.

Nunca dejes de ejercitarte

Toda dieta debería ir acompañada de ejercitación física, desgraciadamente la mayoría de dietas rápidas para perder peso no integran la práctica de ejercicio, esas dietas únicamente se limitan a que pierdas la mayor cantidad de peso comiendo menos.

Los expertos coinciden en que las más notables rutinas de ejercitación física tiene que incorporar ejercicio de cardio con entrenamiento de fuerza.

Los ejercicios proveen al organismo de una gran cantidad de beneficios para la salud. Mejoran tu humor, ayudan a que duermas profundamente, te vuelven más fuerte y ágil y enriquecen el equilibrio físico y emocional.

Sin dudas son muchos beneficios que no encontrarás en las dietas rápidas para perder peso.

Olvídate de las dietas hipocalóricas

Con frecuencia hemos oído fantásticas anécdotas acerca de celebridades que bebiendo tan solo limonada, jarabe de arce y pimienta de cayena, consiguieron perder peso rápidamente, encontrándose en forma para interpretar determinado papel en la pantalla grande.

Aún cuando, lo que en ningún momento nos enteramos son las consecuencias: aquellas mismas estrellas recuperaron el peso perdido rápidamente una vez que concluyeron con aquellas dietas drásticas.