La realidad sobre las dietas rápidas para bajar de peso

Y aún cuando es probable perder peso rápidamente con ese tipo de dietas, la experiencia demuestra que cuando estas dietas concluyen y la persona regresa a su alimentación acostumbrada, normalmente recupera el peso perdido y hasta suele ganar más peso que antes.

A pesar de este hecho, las personas continúan buscando una dieta milagrosa que les lleve a perder peso rápidamente y conservar su peso ideal.

De ninguna forma podrás perder peso instantáneamente como por arte de magia, Aún cuando, con el objetivo de ayudar a tu metabolismo a quemar mayor cantidad de grasa sin que tengas que acudir a dietas rápidas para bajar de peso, compartimos algunos pasos que puedes seguir.

En esta oportunidad te compartiremos los pasos necesarios para que logres conseguir tu objetivo de perder peso en corto tiempo:

Acelera tu metabolismo con los alimentos adecuados

¿Estás consumiendo demasiadas calorías? Tal vez el problema se deba a que estás comiendo poco. Si has pasado años llevando a cabo una dieta tras otra, es muy seguro que tu metabolismo haya bajado su funcionamiento a un 30%.

Cuando precisas acelerar tu metabolismo, tienes que consumir suficiente cantidad de calorías con el propósito de alimentar tu tasa metabólica basal (TBM).

Se encuentran unas calculadoras detalladas que te facilitan calcular tu tasa metabólica basal, éstas las puedes conseguir en internet. Con la ayuda de esas calculadoras podrías determinar la cantidad de calorías que habrás de consumir durante el día.

Si la ejercitación física o actividad diaria te demandan más esfuerzo físico, requerirás consumir mayor cantidad de calorías.

Las proteínas magras, cereales integrales, frutos secos, frutas y vegetales, son fuentes ideales para que logres obtener la mayor cantidad de calorías.

Cuando hayan pasado unas dos semanas o talvez un mes consumiendo la cantidad correcta de calorías, tu metabolismo se acelerará y comenzarás a perder peso rápidamente.. Tu organismo requiere tiempo a fin de restablecerse.

Bajo ninguna circunstancia olvides ejercitarte

La mayoría de las dietas rápidas para perder peso no involucran la práctica de ejercitación. Lo único que realizan esas dietas es animarte a perder gran cantidad de peso comiendo bien poco.

Los expertos coinciden en que las más destacables rutinas de ejercitación física debe incluir ejercicio de cardio con entrenamiento de fuerza.

Los ejercicios proporcionan al organismo de una formidable cantidad de beneficios para la salud. Mejoran tu humor, ayudan a que duermas profundamente, te vuelven más fuerte y ágil y mejoran el equilibrio físico y emocional.

Sin dudas son muchos beneficios que no encontrarás en las dietas rápidas para perder peso.

Olvídate de las dietas hipocalóricas

Con frecuencia hemos escuchado increíbles historias respecto a celebridades que tomando nada más que limonada, jarabe de arce y pimienta de cayena, lograron perder peso rápidamente, hallándose en forma para interpretar determinado papel en la pantalla grande.

Sin embargo, lo que jamás nos enteramos son las consecuencias: aquellas mismas celebridades recuperaron el peso perdido rápidamente una vez que concluyeron con estas dietas drásticas.