Todo sobre las alarmas domiciliarias

La seguridad contra ladrones es la mayoría de las veces la causa principal, mas también puede ser un propósito importante la detección temprana de incendios. De suerte que una alarma que combine los dos propósitos constituirá la ideal, aún que le resulte algo más cara.

En cuanto a las propuestas técnicas de estos sistemas, no se conforme con que la alarma active luces y sonidos siempre que detecta un intruso, sino también de que realice automáticamente la llamada de emergencia adecuada.

Otro detalle relevante al tomar esta decisión es si la alarma domiciliaria sea cableada o Wireless. La mayoría se decide por los cableados, debido a que los sistemas remotos con regularidad ocasionan problemas, tales como falsas alarmas e interferencias múltiples.

La instalación de una alarma tendrá que estar precedida del estudio minucioso de su manual de usuario. De esta forma se enterará de sus propiedades técnicas y sugerencias de instalación.

Ante todo, el sistema vendrá a ser instalado en el lugar indicado en que resulte eficaz sin romper con la estética del local. A veces podrá ser dificultoso encontrarlo, y si hay conflictos ha de predominar el criterio funcional.

Las puertas y ventanas de casa se vuelven los únicos accesos por donde un ladrón lograría entrar, por lo que resultarán las brechas que la alarma tiene que proteger. Aún cuando hay ventanas y puertas más vulnerables que otras, si tiene los sensores suficientes tendrá que protegerlas todas.

En el caso de los sensores de humo, deberán colocarse en especial en la cocina, el garaje y las facilidades eléctricas de la vivienda.

A continuación habrá de instalar el panel de control. Casi siempre se sitúan junto a la puerta principal y cerca de una fuente de corriente. El cableado se hará de la forma más disfrazada posible, usando regletas protectoras o aprovechando los conductos de las instalaciones eléctricas dispuestas.

Según el tipo de alarma para casas que adquiera (infrarrojas, microondas, foto-eléctrica) cada variedad dispone de sus caraterísticas de instalación. Si tiene la menor duda sobre la instalación y no cree conseguiría lograrlo sólo, pida a su vendedor un servicio de instalación profesional.

En base a la vida útil de su alarma domiciliaria, le resultará muy útil contratar un servicio de mantenimiento sistemático, de preferencia con el suministrador del equipamiento.