Opciones Binarias: La Nueva Moda en Inversiones En internet

Las opciones binarias son algo así como todo o nada, en las que los inversores esperan un retorno garantizado si se cumple la predicción acerca de una inversión. Es decir, proporcionan unas posibilidades sin par con respecto a otras inversiones.

Hoy en día se tiene dos tipos de opciones binarias: Opciones call y put

Las opciones binarias call da al que compra la propiedad de invertir en los aumentos o alzas de las negociaciones por sobre un costo de una transacción realizada hasta el final del contrato. El cliente de la opción binaria call obtiene un dividendo potencial que se ciñe a favor de las ganancias del activo inferior.

Con la opción put, el cliente apuesta a la baja de ciertas inversiones; de ese modo, en caso de dar en el clavo, también recibe los beneficios pertinentes conforme a la suma de su apuesta.

Lo interesante de las opciones binarias es que se obtiene un desembolso fijo a favor siempre que el negocio financiero está en alza o en contra cuando sucede lo opuesto al momento de dar por concluido el tiempo de una predicción.

Las opciones binarias se diferencian de las opciones estándares por la renta, es decir, la inversión se halla atada a las variaciones del instrumento financiero elegido, de ahí que esto sea un juego de todo o nada.

En el juego de las opciones binarias, se cuenta con un espíritu de jugador de apuestas, puesto que cualquier ganancia o pérdida irá determinada por la capacidad de dar en el clavo o no en las predicciones sobre el desempeño de la inversión elegida.

Pongamos un ejemplo de opción binaria call, en esta, el cliente apuesta al alza de un instrumento financiero cualquiera, digamos que se apuesta al alza de una moneda dentro de un par de divisas en un lapso de 24 horas. Si esta situación se presenta y hay una ganancia de 70 p.c. si acierta, entonces el cliente habrá ganado mucho dinero.

Pero si el negocio está por debajo de los pronósticos al finalizar la hora, la opción binaria devolverá entre un 10 a quince por ciento de la inversión preliminar, en ese caso la ganancia del inversor será escasa, en algunos casos nula.