Cursos FPO, Capacitación Laboral Subvencionada

Los cursos FPO son gratis ya que se hallan sufragados por los fondos sociales como el fondo social europeo y las diferentes instituciones de las comunidades autónomas como la Junta de Andalucía o la Junta de Castilla la Mancha.

La gran ventaja que tienen, es que se pueden efectuar en centros de formación ocupacional especializados, en centros cooperantes e incluso dentro de las mismas empresas. El propósito de los cursos fpo es la reinserción laboral del trabajador así como la mejora en la busca de trabajo en las personas que tienen actualmente un puesto laboral. Los cursos del INEM son un ejemplo de este tipo de cursos dirigidos a personas desempleadas. En cada comunidad autónoma de España se proporcionan distintos cursos de FPO para desocupados y empleados en función de la demanda y la oferta existente.

Hay que decir que estos cursos formativos o de cualificación profesional se encuentran orientados a personas mayores de 16 años. Pueden estar dirigidos a un grupo determinado como parados, personas menores de treinta años, personas mayores de 45 años o mujeres. De vez en cuando, se incluye un periodo de prácticas en empresas que ayuda para poner en práctica los conocimientos recibidos y proveer una red de contactos a los concurrentes, en vistas a su próxima inserción laboral.

En estos tiempos, la situación de desempleo es demasiado crítica en España, por lo que desde las autonomías y desde el gobierno se están impulsado últimamente este tipo de cursos subvencionados ofreciendo una enorme variedad de formación en la que se pueden hallar cursos de todo género como de administrativo incluso de idiomas y encaminados a servicios y el turismo. Hay varias modalidades de formación, se llevan a cabo cursos presenciales, en los que tienes que acudir al centro formativo, o por otra parte se ofrece la posibilidad para algunos cursos de realizarlos a distancia gracias a las nuevas tecnologías y a los cursos que puedes llevar a cabo por internet.

Para finalizar, se hace menester aumentar la competitividad, tanto de trabajadores como de empresas; de ahí que la formación profesional, resulte imprescindible de forma ininterrumpida por toda nuestra carrera profesional.