Distintos Modelos Modernos de Ropa Interior Masculina

Antes que nada, el aspecto estilístico más útil al instante de elegir ropa interior se halla vinculado al uso que se le va a brindar. Dicho de otro modo, la coyuntura impone un uso particular. Ello implica que la ropa interior ha de acoplarse con la vestimenta a la vista, la que depende de la ocupación a efectuar. Del mismo modo que existe indumentaria idónea acorde a alguna actividad, la ropa interior masculina se elabora, también, acorde a los eventos sociales y las actividades diarias.

El segundo componente a evaluar es la comodidad. De poco vale un diseño interesante si se halla fastidioso. El empleo el cual se le piensa dar y la sencillez han llevado a que las diferentes empresas de ropa interior masculina concurrieran en 3 estilos elementales de diseño y sus diversas combinaciones intermedias: Bóxer, Slip y Tanga.

Bóxer - Su nombre viene de "boxeadores", porque su patrón surge de la ropa que ocupan aquellos jugadores. A inicios del siglo XX, los luchadores empleaban shorts de cuero. Empero las nuevas tecnologías facultaron a partir de aquel instante el empleo de materiales elásticos en la cintura; y de esa manera comenzaron los calzoncillos bóxer. Constituye, por tanto, una prenda relativamente fresca. El bóxer normal cuenta con un tajo, llamado orificio, para lograr hacer pis sin necesidad de despojarse de la vestimenta.

Slip - Al mismo tiempo llamado Trusa, es el equivalente a las bragas (calzones o panties) femeninas. Mucho antes que las mujeres (cientos de años antes), los chicos ya ocupaban aquel estilo de ropa interior. Se siente más pequeño que el bóxer, y carece de perniles. A la vez se encuentra más ajustado que el bóxer, lo que lo convierte en una indumentaria adecuada de cara a la actividad física entusiasta, puesto que sirve para eludir los traumatismos. Puede o no disponer de orificio.

Tanga - Constituye la versión moderna del calzoncillo indígena. Encubre los genitales, sin embargo deja las nalgas al desnudo. Hay que disponer de bastante físico con el propósito de usar esta ropa sin quedar en el absurdo. Se llama thong en inglés. El momento en que la porción postrera de la tanga se reduce a un claro tiento, se acostumbra denominarle hilo dental (G-string).

Además de los tres estilos particulares, en toda tienda de ropa interior masculina se podrían hallar mezclas de éstos. De esa forma, un calzoncillo bóxer ceñido fusiona el uso del calzoncillo de antaño con la elasticidad del slip, lo cual repercute en un diseño asimismo muy masculino y práctico. Se puede utilizar tanto para realizar deporte como para un acercamiento íntimo.

Cierta variante de la tanga es el suspensor, asimismo llamado suspensorio. El patrón más común cuenta con una amplia tira elástica en la cintura y un par de tiras, también elásticas, que atraviesan por debajo de los glúteos. Su creación arribó aparejada a la invención de la bicicleta; en sus inicios, el suspensorio llegó a las casas de venta de ropa interior masculina del mismo modo que indumentaria con el propósito de pasear en bicicleta. En inglés, la expresión "tira" se denomina "strap," y "jinete" se traduce como "jockey"; de ahí la contracción "jockstrap" con que se conoce a esta ropa en los países de habla inglesa.