Soluciones para un Inconveniente Característico de la Vida moderna: El Estrés en el trabajo

Las tablas computadas para el caso de España lanzan datos impresionantes respecto a este problema: 50% de los responsables y 59% de los subalternos sufren estrés.

Es preciso que le plantes cara. Si enfrentas al stress, el resultado se manifestará en un mayor nivel de vitalidad, de felicidad de una mejor administración del tiempo y de desempeño de tu grupo de trabajo.

El estrés no constituye una enfermedad, no obstante su padecimiento ininterrumpido sí puede desatar que se presenten afecciones físicas o trastornos psicológicos.

Hay una diferencia entre la presión y el agotamiento laboral. La presión puede ser positiva y un componente de incentivo, con frecuencia importante para la labor.

A pesar de eso, altos niveles de presión pueden provocar episodios frecuentes de estrés, perjudicando las decisiones y la labor llevadas a efecto en el trabajo.

El agotamiento puede originarse cuando te ves agobiado e incapaz de seguir adelante con las exigencias en el trabajo.

Afrontar implica que contrarrestes las demandas y presiones que están sobre ti (que son solamente requerimientos de trabajo), con tus habilidades y estudios (es decir, tus aptitudes).

El estrés no solamente es producto de la exigencia laboral, asimismo ocurre cada vez que nos vemos minusvalorados o que no nos asignan suficientes actividades.

Si para llevar a cabo nuestras actividades en el trabajo no contamos con los medios para realizar las actividades encomendadas, podemos sufrir agotamiento.

DETONANTES MÁS COMUNES DEL STRESS OCUPACIONAL

Todo caso y episodio de agotamiento varía de persona en persona.

Con toda última circunstancia, podrás determinar cuál es el desafío a rebasar, si tienes los medios para hacerle frente.

Sopesando que tú puedes ser el jefe de tu sección o gerente de equipo, tienes el deber de asegurar que el trabajo no le cause ningún perjuicio a tu equipo.

Entre los detonantes más usuales de episodios de stress laboral en el trabajo, se puede evocar los siguientes:

No existe nada más beneficioso para tu rendimiento que estar rodeado de gente competente que te respalde en todo lo que efectúes en tu ambiente laboral.

Si resultas víctima del asedio o la provocación, puedes sufrir agotamiento debido a relaciones humanas en el trabajo mal gestionadas.

Los conflictos con el papel que necesitas desempeñar son seguramente los más fáciles de resolver.

Los cambios en el equipo de labores también pueden convertirse en causantes de stress del mismo modo que el nombramiento de un nuevo superior o administrador.

Tu rendimiento puede incrementar si emprendes determinadas medidas a manera de dominar el stress.

Tips para darle solución al flagelo del agotamiento en el trabajo

1- Veinte minutos de tranquilidad guiada por al amanecer y veinte por la tarde

2- Disfruta en serio el tiempo que goces en familia

3- Puede que no te halles en el trabajo apropiado para ti, examina tus propósitos y tus valores.

4- Para todo tienes tiempo, el reposo constituye una de esas cosas

5- No transformes el estrés en excusa para entrar en círculos viciosos como alimentarte mal y emplear narcóticos.

6- Sé sincero para establecer si puedes o no con un asunto que te estén ordenando

7- Siempre que vayas o vengas del trabajo, usa ese plazo para dedicarlo a planteamientos positivos.

8- Usa sistemas de gestión del tiempo y trato de las emociones para mejorar tu productividad en el lugar de trabajo